PUBLICIDAD  
  Venezuela, 21 de Septiembre de 2018

 Home
 Autoridades
 Editorial
 Ediciones publicadas
 Normas de Publicación
 Tarifas de Publicidad
 Contáctenos





Desarrollado por:


Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Este Artículo no tiene versión en PDF Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande

Trabajos Originales:
DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO DE LA CELULITIS FACIAL ODONTÓGENA
HOME > EDICIONES > VOLUMEN 39 Nº 3 / 2001 >

  • Dr. Orlando L. Rodríguez Calzadilla. Especialista de primer grado en Cirugía Maxilo Facial. Profesor Asistente Filial Universitaria de La Habana y Facultad de Estomatología. Profesor adjunto de informática Universidad Agraria de la Habana. Jefe del Grupo Provincial de Cirujanos Maxilo Faciales Provincia La Habana. Miembro de la Sociedad Cubana de Cirugía Maxilo Facial e Iberolatinoamericana de Cirujanos.
    orlandot@infomed.sld.cu, orlando_rc@hotmail.com

    Institución: Hospital General Docente “Aleida Fernández Chardiet”, Provincia La Habana. Facultad de Estomatología. Ciudad Habana Departamento de Cirugía.
Recibido: 17/07/2000
Aceptado para publicación: 11/02/2001


Resumen
Decide a la frecuencia en que los pacientes acuden a los servicios de cirugía maxilofacial con la aplicación de terapéuticas inadecuadas, administración de antimicrobianos por vía oral e intramuscular empleando dosis excesivas, la ausencia de estudios de laboratorios y exámenes complementarios necesarios ante la presencia de procesos inflamatorios sépticos, se decidió realizar este estudio para la actualización de odontólogos y estudiantes. Un total de 141 pacientes fueron estudiados, el sexo masculino fue el predominante (56.37). El grupo de edades de mayor incidencia fue el de 2 a 11 años. El mayor por ciento de los pacientes afectados fueron sanos (81.87). Se obtuvo a través de los resultados del antibiograma que en el 42.28 de los pacientes estudiados no hubo crecimiento bacteriano, en un 26.84% estuvo presente el estreptococo ß hemolítico. La penicilina fue el antimicrobiano que se administró con mayor frecuencia (39.59%), seguido de la penicilina combinada con cotrimoxazol (24.83%), penicilina combinada con gentamicina (15.43%), gentamicina (10.06%), cefazolina (5.36%) y amikacina (4.09). El menor tiempo entre la administración del antimicrobiano por vía endovenosa y la extracción dentaria correspondió en las primeras 24 horas (81.87%). Un total de 104 pacientes tuvieron una estadía de 2.5 días como promedio.

Palabras Claves: Celulitis facial odontógena – Hospitalización – vía endovenosa – estreptococo ß hemolítico – Diente – incisión y drenaje – laboratorio.

Abstract
Due to the frequency in which patients go to the services of surgery maxilofacial with the application of therapeutic inadequate, antimicrobials administration for via oral and intramuscular using excessive dose, the absence of studies of laboratories and necessary complementary exams in presence of septic inflammatory processes, it has been decided to carry out this study to bring up to date of dentist and students. A total of 141 patients were studied, the masculine sex was the predominant one (56.37). The group of ages of more incidence went from 2 to 11 years. The biggest percent in the affected patients were healthy (81.87). it was obtained through the results of the antibiogram that there was not bacterial growth in the 42.28 of the studied patients, in 26.84% it was present the streptococus ß hemolitic. The penicillin was the antimicrobial that was administered with more frequency (39.59%), followed by the penicillin combined with cotrimoxazol (24.83%), penicillin combined with gentamicine(15.43%), gentamicine (10.06%), cefazolin (5.36%) and amikacine (4.09). The shortest time among the administration of the antimicrobial for endovenosus via and the dental extraction would corresponded in the first 24 hours (81.87%). A total of 104 patients had a demurrage of 2.5 days on average.


Introducción:
Las infecciones de la cabeza y el cuello son muy comúnes en los niños. La determinación del sitio etiológico primario y organismos responsable para la infección puede ser difícil, debido a la proximidad íntima de la piel, dientes, glándulas salivales, senos y conducto auditivo. La flora bacteriana y el sitio de origen de una infección pueden variar y deben determinarse para que el régimen del tratamiento más eficaz pueda comenzarse1.

Un sistema especializado computadora ha ayudado al diagnóstico y predicción en el curso de un proceso odontogénico inflamatorio agudo (DIAPRO). Basado en el laboratorio normalmente usado y en los parámetros clínicos, permite un diagnóstico a distancia de inflamaciones maxilofaciales agudas y sus complicaciones, manteniendo datos 13 señales del estado de paciente2.

Se ha observado que una gran mayoría de pacientes con celulitis facial odontógena son atendidos y remitidos de su área de salud después de transcurridos algunos días de tratamiento antimicrobiano, cuyo estado evolutivo es mantenido o el tratamiento indicado ha sido evaluado como desfavorable. La demora que en ocasiones se produce en pacientes afectados por celulitis facial odontógena para su remisión al servicio de Cirugía Maxilofacial, conlleva a complicaciones en nuestros pacientes3.

La celulitis facial odontógena se define como una inflamación difusa de los tejidos blandos, que se extiende por los espacios a través de los tejidos a más de una región anatómica o espacio aponeurótico.

Bagamaspad AR.4; describe la celulitis como una infección aguda y dolorosa, cuya inflamación es difusa. Cuando se palpa la celulitis en fase temprana puede ser de consistencia muy suave o blanda ; una celulitis severa adquiere una consistencia dura o de “tabla”. Puede ser inocua en sus fases tempranas y sumamente peligroso en su etapa avanzada, extendiéndose rápidamente hacia los tejidos adyacentes. Un joven de 16 años comenzó con un dolor en diente 47, que posteriormente se exacerbo la inflamación en el cuadrante inferior de la cara, ocurriendo complicaciones que amenazaron la vida del paciente, fue remitido a la División de la Cirugía Dental Pediátrica para su evaluación.

Se realizó un estudio retrospectivo en el Department of Pediatric Dentistry, University of Tennessee-Memphis, USA, para ayudar a los dentistas pediátricos a reconocer las diferencias entre la celulitis facial odontógena y no odontógena, determinando que las infecciones odontógenas constituyen el mayor por ciento de las inflamaciones de la cara vistas en el hospital. Se repasaron los archivos médicos completos de 100 pacientes admitidos al Hospital de Niños de Pittsburgh de 1980-1989 con un diagnóstico de celulitis facial. Se diferenciaron los tipos de celulitis usando los datos de admisión. La información tuvo en cuenta las siguientes variables edad del paciente, el sexo, la temperatura, leucograma con diferencial, localización de la infección, y estación del año. La celulitis odontógena comprendió 50% de las infecciones faciales en un período de 10-año. Se observo como diferencia con la celulitis no odontógena el aumento de la temperatuda y la leucocitosis5

Un hombre de 62 años fue examinado al presentar una celulitis facial postrauma. El paciente manifestó rápidamente toma del estado general . La terapia médica intensiva previno alteraciones circulatorias y muerte. Los resultados obtenidos demostraron una toxemia secundaria por estreptococo beta hemolítico6.

En la Sección de Cirugía oral y Maxilo Facial del Charles Clifford Dental el Hospital, Sheffield, destacan la importancia de realizar un diagnóstico correcto cuando estamos en presencia de un absceso periapical o una celulitis facial, destacando pesquisar correctamente el diente causante del proceso inflamatorio periapical, realizando un tratamiento adecuado y efectivo en estos casos con la administración apropiada de antibióticos, evitando futuras complicaciones7.

Taichenachev. (8); reporta 31 pacientes con inflamaciones Maxilo faciales severas, que fueron ingresados en servicio de terapia intensiva los pacientes se siguieron de 4 a 42 días, donde se le realizaron análisis de sangre de rutina y de orina. Los resultados fueron cronometrados observando fluctuaciones onduladas de los resultados según los parámetros de laboratorio en los casos letales, el ritmo cardíaco fue desorganizado. Se demostró que una representación gráfica de los resultados obtenidos durante el tratamiento en el curso grave de la inflamación ayudará a la planificación de las condiciones racionales por evitar homeostasis, predecir el resultado de la enfermedad, y mejorar el tratamiento de tales pacientes.

La diseminación de la infección en el curso de un proceso séptico odontógeno es peligrosa para la vida, estudios realizados en la academia de Moscú reportan un aumento de los procesos sépticos de 2 a 2.5 veces durante los 2 últimos años. Dos casos clínicos se reportan con complicaciones de tromboembolismo bacteriano con diseminación de la infección por vía hemática a otras regiones del organismo. Indican la hospitalización urgente cuando se sospechen complicaciones durante la evolución del paciente9.

Las infecciones causadas por estreptococo beta hemolítico, son unas de las más serias que pueden ocurrir en pacientes con celulitis severa o sepsis. La penicilina se ha usado desde entonces, como el antimicrobiano profiláctico10.

Durante el tratamiento de un flemón de la cara fue involucrada la córnea en un hombre de 54 años de edad remitiéndose al oftalmólogo. Se diagnóstico hipertensión arterial con deficiencia cardíaca y Diabetes Mellitus, la temperatura ascendió a 38.9 0C . Los exámenes de laboratorio indicaron inflamación aguda, insuficiencia respiratoria, La radiografía de tórax mostró cardiomegalia y el ECG infarto del miocardio11.

Una revisión de 362 acudieron a los servicios de urgencia del hospital por la presencia de caries, el 52 % de los que acudieron presentaban una edad de 3.5 años, la afección del segundo molar se presentó en un 50% ocasionando celulitis facial, el 23% de las afecciones dentaria correspondió a dientes primarios12.

Karshiev13, informó que las complicaciones en las enfermedades inflamatorias con presencia de pus en la región maxilofacial son responsables del 0.56% de resultados letales, dentro de las presentes se encuentran la trombosis del seno cavernoso, absceso cerebral y la sepsis generalizada. El diagnóstico temprano y el tratamiento intensivo de tales condiciones son un imperativo.

El grado de intoxicación en los abscesos y flemones del área maxilofacial son sumamente inconstante y los microorganismos pueden relacionarse con la microflora oral, la edad del paciente y reactividad del organismo. Nosotros creemos que los marcadores más prometedores de intoxicación endógena son los índices de eritrocitos, nivel de molécula de medio-peso y complejos inmunes circulando14.

Otros autores15., se basan en la valoración de la severidad de intoxicación endógena, desarrollaron un complejo protocolo diferencial para el tratamiento de pacientes con el flemones de la cara y abscesos, incluyen la desintoxicación electroquímico y la exposición del láser intravenosa de la sangre. El tratamiento disminuye apreciablemente la intoxicación endógena, normaliza la homeostasis, y controla los procesos piógenos locales, todo lo anterior conlleva a obtener mejores resultados.

Con relación al tratamiento de la celulitis otros autores16, plantean que con la administración de 2 gramos de Cefazolina 2 veces al día por vía endovenosa es una opción conveniente y eficaz para el tratamiento de esta entidad, su eficacia es comparable con otros tratamiento empleados.

Se realizó en la provincia de Pinar del Río una evaluación de 61 tratamientos pulporradiculares durante 3 años, de los 61 pacientes examinados 13 estaban afectados por procesos crónicos periapicales, existiendo, por tanto, el 21.3 % de los tratamientos fracasados17.

Un estudio exploratorio y prospectivo en el servicio de emergencia de Cirugía Maxilo Facial del Hospital Clínico Quirúrgico Docente “Saturnino Lora”, comprendido entre marzo y agosto de 1989, de un total de 4360 pacientes, 226 se diagnosticaron con celulitis facial odontógena representando el 5.18 %, lo que ocupó el cuarto lugar de las entidades que acudieron como urgencia18.

Un análisis realizado durante un quinquenio en 66 pacientes con infecciones odontógenas los espacios faciales más afectados fueron el submandibular16, bucal13 y mentoniano2, el sexo masculino el de mayor incidencia19.

Díaz Fernández20, estudió 2190 niños atendidos en servicio de emergencia, las afecciones que predominaron fueron las traumáticas y las infecciosas, y dentro de esta última la celulitis facial odontógena (18.31%).

La infección odontógena es una inflamación del tejido celular existente en las regiones de la boca, cara y cuello; el prefijo óseo solo designa el origen y el camino de la infección pues la realidad clínica es la fluxión o flemón del tejido celular. La inflamación puede ser circunscrita o difusa, sus límites anatómicos no se definen con nitidez, no hay distensión de los tejidos y no existe supuración, la diseminación se realiza por vía linfática, venosa o hemática, parúlica o por continuidad, los agentes de mayor frecuencia son estafilococos dorados y blancos, seguido por estreptococos, neumococos, veillonetas, neisserias, actinobacterias, bacilos fusiformes, leptotrix, vibriones y espiroquetas. En la celulitis facial inespecífica se hará la extracción del diente causal21.

Debido a la frecuencia en que los pacientes acuden a los servicios de cirugía maxilofacial con la aplicación de terapéuticas inadecuadas, administración de antimicrobianos por vía oral e intramuscular empleando dosis excesivas, la ausencia de estudios de laboratorios necesarios ante la presencia de procesos inflamatorios sépticos, se decidió realizar este estudio para la actualización de odontólogos y estudiantes.

OBJETIVOS
General:

Profundizar en el estudio sobre el diagnóstico y tratamiento de la celulitis facial odontógena en pacientes que acuden o son remitidos a los servicios de cirugía maxilofacial.

Específicos:
  1. Determinar la incidencia de pacientes con celulitis facial odontógena según grupos de edades y género.

  2. Determinar la incidencia de regiones anatómicas faciales más afectadas en pacientes con celulitis facial odontógena.

  3. Determinar el tiempo para la realización de la extracción dentaria posterior a la administración del antimicrobiano.

  4. Demostrar la efectividad del tratamiento en la celulitis facial odontógena.

  5. Comparar el tiempo entre la tumefacción, la extracción dentaria y la realización de incisión y drenaje.

  6. Mostrar la incidencia de microorganismos según el antibiograma.

  7. Disminuir la estadía de los pacientes tratados con celulitis facial odontógena.

  8. Determinar la incidencia de las complicaciones ocurridas durante el tratamiento.
MATERIAL Y MÉTODO
Se estudiaron 149 pacientes que acudieron al servicio de Cirugía Maxilo Facial por presentar inflamación de la cara, durante el año 1998 y 1999. Para el diagnóstico de la celulitis facial odontógena se tuvo en cuenta la extensión de la inflamación a más de una región anatómica y la presencia de un diente afectado en al área inflamada por caries dental, retención dentaria, pericoronaritis, presencia de quistes odontogénicos, traumas dentoalveolares y patologías pulpares.

Los datos fueron recogidos en una planilla confeccionada para la investigación. (ver anexo 1).

Variables
  • Grupos de edades.
  • Género.
  • Antecedentes patológicos.
  • Regiones anatómicas.
  • Tiempo entre el inicio de la tumefacción y el ingreso del paciento
  • Temperatura corporal.
  • Tiempo para la realización de la extracción dentaria
  • Incisión y drenaje.
  • Presencia de microorganismos como resultados del antibiograma.
  • Antimicrobianos y vía de administración.
  • Estadía.
  • Complicaciones.
Para el procesamiento de los datos se empleo computadora Pentium 166 con office 2000. Los resultados obtenidos fueron procesados a través de tabuladores electrónicos de Microsoft Excel. Se utilizó el porcentaje como medida resumen.

Gráfico 1
Incidencia de pacientes por género

Tabla No.1.- Un total de 141 pacientes fueron estudiados, el sexo masculino fue el predominante (56.37%), con relación al femenino (43.62%).

Gráfico 2
Incidencia de pacientes por griupo de edades

Tabla No.2.- El grupo de edades de mayor incidencia fue el de 2 a 11 años (34.22%) y dentro de el, las de edades de 6 a 11 años (60.78%), seguido del grupo de 20 a 29 años (28.55%) y dentro de el, las edades de 20 a 24 años (62.79%).

Gráfico 3
Incidencia de pacientes con antecedentes patológicos personales


Tabla No.3.- El mayor por ciento de los pacientes afectados fueron sanos (81.87%); como antecedentes patológicos personales, la enfermedades de mayor incidencia fueron: 13 padecían de asma bronquial (0.08%), 7 de hipertensión arterial (0.04%), 2 de sepsis urinaria (0.01%) y 2 de Diabetes Mellitus (0.01%).

Gráfico 4
Incidencia de regiones anatómicas afectadas


Tabla No.4.- La inflamación se extendio a 2.5 regiones anatómicas, región geniana (70.46%), párpado inferior (46.97%) y cuerpo mandibular (45.63%), seguida de región nasal (36.91%), submandibular 27.51) y maseterina (8.72).

Gráfico 5
Tiempo entre la tumefacción y la extracción dentaria, teniendo en cuenta la realización de la inserción y drenaje


Tabla No.5.- Se puede observar en esta tabla que los pacientes que acudieron a nuestro servicio en las primeras 72 horas y se le realizó la extracción dentaria (62.41%), no hubo que realizarles incisión y drenaje, a diferencia de aquellos pacientes que acudieron de 4 a 6 días (24.83%) y 7 días y más (12.75%), donde la extracción dentaria se realizo antes o conjuntamente con la incisión y drenaje.

Gráfico 6
Incidencia de microorganismos según antibiograma


Tabla No.6.- Se obtuvo a través de los resultados del antibiograma que en el 42.28 de los pacientes estudiados no hubo crecimiento bacteriano, en un 26.84% estuvo presente el estreptococo ß hemolítico, neumococo (6.71%), klebsiella (4.69%) y pseudonoma (1.47%).

Gráfico 7
Antibiograma empleado


Tabla No.7.- La penicilina fue el antimicrobiano que se administró con mayor frecuencia (39.59%), seguido de la penicilina combinada con cotrimoxazol (24.83%), penicilina combinada con gentamicina (15.43%), gentamicina (10.06%), cefazolina (5.36%) y amikacina (4.09).

Gráfico 8
Tiempo entre la administración den altimicrobiano por vía endovenosa y la extracción dentaria


Tabla No.8.- El menor tiempo entre la administración del antimicrobiano por vía endovenosa y la extracción dentaria correspondió en las primeras 24 horas (81.87%).

Gráfico 9
Comportamiento de la estadía


Tabla No.9.- Un total de 104 pacientes tuvieron una estadía de 2.5 días como promedio (69.79%), 37 pacientes mayor a 3 días (24.83%) y más de 6 días (5.36%).

Gráfico 10
Complicaciones



Tabla No.10.- La complicación de mayor incidencia fue la Angina de Ludwig (2.01%%), seguida de infección por pseudomana (1.34%).

Discusión
De los 149 pacientes diagnosticados con celulitis facial odontógena, el sexo masculino tuvo una incidencia de 57.36%, coincidiendo con otros estudios realizados19, el mayor número de pacientes fue remitido de el área de salud a que pertenece, la edades de mayor incidencia fueron de 2 a 11 años (34.22%) donde el paciente de edad escolar tiene programado de forma priorizada, acciones preventivas estomatológicas que deberían disminuir su incidencia en esta patología, estudio realizado en un Hospital Pediátrico de Emergencia12 arrojo resultados en la edad, similar a nuestro trabajo (edad promedio 3.5 años), la extracción dentaria se realizó con mayor frecuencia en el canino superior y primer molar izquierdo, este resultado no se corresponde por lo informado por otros autores12. Los pacientes que acuden a nuestro servicio con celulitis facial odontógena en su mayoría son sanos y los que presentaban antecedentes patológicos, su enfermedad no constituyó una contraindicación para diferir o no realizar el tratamiento indicado. Se describe al igual que en nuestro trabajo, la administración del antimicrobiano por vía endovenosa16, la penicilina como medicamento de elección y la incidencia del estreptococo ß hemolítico como microorganismo presente en las infecciones12,21. Debido a que el canino superior y el primer molar inferior, son los dientes afectados por caries de mayor incidencia, las regiones del, párpado inferior, geniana y cuerpo mandibular son las mas afectadas, no obteniendo los mismos resultados informados por Díaz JM19. La extracción dentaria fue realizada antes de las primeras 24 horas a la administración del antimicrobiano por vía endovenosa (promedio 16,5 horas), en todo los antimicrobianos se tuvo en cuenta el tiempo de vida media, lo anterior contribuyo a la rápida recuperación del paciente y a disminuir la estadía en 2.5 días como promedio. Las complicaciones durante el postoperatorio fueron mínimas con relación a los pacientes estudiados (4%).

Conclusiones
  1. Un total de 149 pacientes fueron atendidos con diagnóstico de celulitis facial odontógena, los grupos de edades mas afectados fueron de 2 a 11 años (34.22%), 20 a 29 años (28.55%) y 30 a 39 (19.46%),el sexo más masculino (56.37%) fue el predominante.

  2. El mayor número de pacientes atendidos no presentaron antecedentes de salud (81.87).

  3. Las regiones anatómicas más afectadas correspondieron a la geniana (70.46%) y nasal (45.80%), seguida por la región del párpado inferior (46.97%), cuerpo mandibular (45.63%), región nasal (36.91%) y región submandibular (27.51%).

  4. Los pacientes (12.75%) donde el tiempo entre la tumefacción y la extracción dentaria fue mayor, la realización de la incisión y drenaje se incremento (09.39%) como parte del tratamiento.

  5. Se obtuvo flora normal en el mayo número de pacientes tratados (42.28%), y los microorganismos obtenidos en el resto de los pacientes fueron: estreptococo ß hemolítico (26.84%), estafilococo coagulasa positivo (18.12%) y neumococo (06.71%).

  6. El antibiótico de elección utilizado fue la penicilina G cristalina por vía parenteral endovenosa (39.59%).

  7. La extracción dentaria se realizó entre las 6 y primeras 24 horas a la administración del antimicrobiano por vía endovenosa (81.17%), los dientes extraídos de mayor incidencia fueron el 23 y 46, se logro la rápida curación del enfermo y disminución de la estadía (69.79%).

  8. La complicación que con mayor frecuencia se obtuvo fue la Angina de Ludwig (02.01%), seguida de la infección por pseudomona aeruginosa (01.34%)
Referencias Bibliográfícas
  1. Strachan DD, Williams FA. Diagnosis and treatment of pediatric maxillofacial infections. Gen Dent 1998;46(2):180-2.

  2. Taichenachev AIa, Vydrych VV, Vasil'ev EAA. A computerized expert system for the diagnosis and prognosis of the course of acute odontogenic inflammatory diseases. Stomatologiia Mosk 1998;77(3):66-7.

  3. Rodríguez Calzadilla OL. Celulitis facial odontógena. Rev Cubana Estomatol 1997; 34(1):15-20.

  4. Bagamaspad AR. Management of mandibular fascial space infection of odontogenic origin. J Philipp Dent Assoc 1998;50(1):28-33.

  5. Unkel JH, McKibben DH, Fenton SJ, Nazif MM, Moursi A, Schuit K. Comparison of odontogenic and nonodontogenic facial cellulitis in a pediatric hospital population. Pediatr Dent 1997;19(8):476-9.

  6. Meyer MA. Streptococcal toxic shock syndrome complicating preseptal cellulitis. Am J Ophthalmol 1997;123(6):841-3.

  7. Dixon M, Davies KL. El diente sumergido molesto: un diagnóstico dilemma. La Actualización de la mella 1997;24(9):370-2.

  8. Taichenachev Aia. The prediction of the outcomes of severe odontogenic inflammatory diseases of the maxillofacial area taking into account biorhythms. Stomatologiia (Mosk) 1998;77(6):15-8.

  9. Kudinova ES. Septic metastatic complications in facial furuncles and carbuncles. Stomatologiia 1999;78(3):22-5.

  10. Bang RL, Gang RK, Sanyal SC. Mokaddas EM. Beta-haemolytic Streptococcus infection in burns. Burns 1999; 25(3):242-6.

  11. Kloehn S, Arendt T, Reinecke-Luthge A, Klomp HJ, Monig H. Cushing syndromewith life-threatening infectious complications. Dtsch Med Wochenschr 1997;122(50):1547-52.

  12. Sheller B, Williams BJ, Lombardi SM. Diagnosis and treatment of dental caries-related emergencies in a children's hospital. Pediatr Dent 1997;19(8):470-5.

  13. Karshiev KhK. An analysis of the mortality of patients with suppurative- inflammatory diseases of the maxillofacial area. Stomatologiia1997;76(5):9-10

  14. Karshiev KhK . The clinical value of determining erythrocyte sorption capacity and the levels of middle molecules and circulating immune complexes in assessing endotoxemia in patients with abscesses and phlegmons of the maxillofacial area. Stomatologiia (Mosk) 1998;77(2):35-6.

  15. Shargorodskii AG, Zabelin AS, Fedorova GG, Baranovskii VA. The combined treatment of patients with progressive phlegmons of the maxillofacial area. Stomatologiia (Mosk) 1998;77(2):32-4.

  16. Leder K, Turnidge JD, Grayson ML. Home-based treatment of cellulitis with twice-daily cefazolin. Med J Aust 1998;169(10):519-22.

  17. Guerra JA, Dorrego Ac. Evaluación de 3 años después de realizados 61 tratamientos pulporradiculares. Rev Cubana Estomatol 1992;29(2):87.

  18. Díaz JM, Tamayo J. Morbilidad de urgencia en Cirugía Maxilo Facial (Parte I). Rev Cubana Estomatol 1993;30(2):90.

  19. Díaz JM, Gross M. Caracterización epidemiológica y anatómica de las infecciones odontógenas. Rev Cubana Estomatol 1995;32(1):30.

  20. Díaz JM. Urgencia pediátrica centralizada en Cirugía Maxilo Facial. Rev Cubana Estomatol 1995;32(1):34.

  21. Donado RM. Cirugía bucal y patología y técnica. Madrid.1990.


HOME > EDICIONES > VOLUMEN 39 Nº 3 / 2001 > Ir al principio
Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA - FACULTAD DE ODONTOLOGÍA
Fundación Acta Odontológica Venezolana - RIF: J-30675328-1 - ISSN: 0001-6365
Av. Los Ilustres, Ciudad Universitaria, Edif. Facultad de Odontología, Los Chaguaramos.
Telef.: (+58-212)605.3814 - Código Postal 1051 - E-mail: fundacta@actaodontologica.com
Caracas - Venezuela