PUBLICIDAD  
  Venezuela, 23 de Septiembre de 2018

 Home
 Autoridades
 Editorial
 Ediciones publicadas
 Normas de Publicación
 Tarifas de Publicidad
 Contáctenos





Desarrollado por:


Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Este Artículo no tiene versión en PDF Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande

Trabajos Originales:
EVALUACIÓN DE LA INCOMODIDAD OCUPACIONAL: NIVÉL DEL RUIDO DE UNA CLINICA DE GRADUACION
HOME > EDICIONES > VOLUMEN 44 Nº 1 / 2006 >

Recibido para arbitraje: 20/06/2005
Aceptado para publicación: 26/07/2005

    GARBIN, Artênio José Isper* GARBIN, Cléa Adas Saliba** FERREIRA, Nelly Foster*** FERREIRA, Newton Luiz****
    Dirección para correspondência:
    Artênio José Isper Garbin, DDS, MS Departamento de Odontologia Infantil y Social Rua José Bonifácio, 1193. Vila Mendonça, Araçatuba/SP.CEP: 16015-050 Telef.: ++55018 36363250 E-mail: agarbin@foa.unesp.br

    *Profesor del Programa de Pos Grado en Odontología Preventiva y Social de la Universidad Estadual Paulista - UNESP - Facultad de Odontología de Araçatuba - Brazil.

    **Profesor del Programa de Pos Grado en Odontología Preventiva y Social de la Universidad Estadual Paulista - UNESP - Facultad de Odontología de Araçatuba - Brazil.

    ***Maestranda del Programa de Pos Grado en Odontología Preventiva y Social de la Universidad Estadual Paulista - UNESP - Facultad de Odontología de Araçatuba - Brazil. ****Ingeniero Electricista, Industrial Mecánico e de Seguridad del Trabajo.
RESUMEN
El aumento de las fuentes productoras de ruido esta perjudicando la calidad de vida de los profesionales, acelerando el deterioro del aparato auditivo. Pudiendo causara lesiones irreparables, dependiendo la intensidad del ruido y del tiempo de exposición. El objetivo del presente estudio fue una evaluación ocupacional del nivel de ruido producido en 40 equipos utilizados por 80 alumnos divididos en duplas, en la Clínica Integrada de Graduación de la Facultad de Odontología de Araçatuba - UNESP, y alertar a los futuros profesionales de la necesidad de tomar medidas preventivas contra las enfermedades profesionales que amenazan al dentista. El instrumento para medir el nivel de ruido fue un dosímetro Modelo Q-400-Marca: Queso Technologies, equipado en un alumno voluntario. Los resultados obtenidos mostraron que el nivel de ruido, medio (76,0 dB), máximo (83,4 dB), y mínimo (70,0 dB) no representa una actividad insalubre, conforme a las Normas de Medicina del Trabajo (NR-15). Por tanto no establece la obligatoriedad de utilizar protectores auditivos. Considerando que el valor máximo fue mayor de 80 dB indicado como máximo por la Norma NR-17 y que todos los valores fueron superior a 65 dB según la Norma NBR-10152. Se concluye que el profesional debe adoptar medidas preventivas. Durante su trabajo, utilizando protector auditivo (no obligatorio), para evitar lesiones auditivas, a través de toda su carrera profesional. Cabe resaltar que las Universidades deben realizar exámenes de insalubridad en las clínicas de graduación y alertar a los futuros profesionales sobre los riesgos ocupacionales a que están expuestos.

PALABRAS CLAVE: Ruido, enfermedad ocupacional, agentes físicos, odontología del trabajo.


ABSTRACT:
The increase of the sources producing of noise has been harming the quality of the professionals' life, accelerating to deterioration of the hearing apparel, could cause irreversible lesions, depending on the intensity of the noise and of the time of exhibition. The objective of the present study was an occupational evaluation of the noise level produced in 40 busy equipos by 80 students divided in couples, during the clinical activity, of the Integrated Clinic of graduation of School of Dentistry of Araçatuba-UNESP, and to alert the professional futures of the importance of the socket of preventive measures against the occupational diseases that you/they attack the surgeon dentist. The instrument to quantify the noise level was a dosímetro model Q-400 marks Quest Technologies, fastened in a voluntary student. The results showed that noise level, the results showed that so much the average, maximum, and minimum (76.0 dB; 83.4 dB and 70.0dB, respectively) it doesn't consist of an unhealthy activity according to NR-15 of Safety's norm and Medicine of the Work and it doesn't establish the compulsory nature as for the hearing protector's use. However the maximum value was above the limited of 80 dB of the norm NR-17, and finally, all the values were above 65 dB of the norm NBR-10152 of acoustic comfort. It is ended that the professional should adopt measured of preventive behavior, as the use of the protector headphone, even if no obligatory, to avoid hearing lesions along his/her carreira.Is important to emphasize that the Universities should accomplish evaluations of unsoundness in the graduation clinics, and like this to alert the professional futures of the occupational risks, which are exposed.

KEYWORDS: noise; occupational diseases, physical agents; dentistry of the work.


RESUMO:
O aumento das fontes produtoras de ruído tem prejudicado a qualidade de vida dos profissionais, acelerando a deterioração do aparelho auditivo, podendo causar lesões irreversíveis, dependendo da intensidade do ruído e do tempo de exposição. O objetivo do presente estudo foi uma avaliação ocupacional do nível de ruído produzido em 40 equipos ocupados por 80 alunos divididos em duplas, durante a atividade clínica, da Clínica Integrada de graduação da Faculdade de Odontologia de Araçatuba UNESP, e alertar os futuros profissionais da importância da tomada de medidas preventivas contra as doenças ocupacionais que acometem o cirurgião dentista. O instrumento para quantificar o nível de ruído foi um dosímetro modelo Q-400 marca Quest Technologies, fixado em um aluno voluntário. Os resultados mostraram que nível de ruído, os resultados mostraram que tanto a média, máximo, e mínimo (76,0 dB; 83,4 dB e 70,0dB, respectivamente) não consta de uma atividade insalubre conforme a NR-15 da norma de Segurança e Medicina do Trabalho e não estabelece a obrigatoriedade quanto ao uso do protetor auditivo. No entanto o valor máximo ficou acima do limitado de 80 dB da norma NR-17, e por fim, todos os valores ficaram acima de 65 dB da norma NBR-10152 de conforto acústico. Conclui-se que O profissional deve adotar medias de comportamento preventivo, como o uso do protetor auricular, mesmo que não obrigatório, para evitar lesões auditivas ao longo de sua carreira.Cabe ressaltar que as Universidades devem realizar avaliações de insalubridade nas clínicas de graduação, e assim alertar os futuros profissionais dos riscos ocupacionais, o qual estão expostos.

PALAVRAS CHAVE: ruído; doenças ocupacionais, agentes físicos; odontologia do trabalho.


INTRODUCCIÓN
De acuerdo con los modernos patrones de comodidad integral, los ambientes donde el dentista vive y trabaja no pueden estar. Sujetos a grandes presiones acústicas. De esta forma, en los consultorios la propagación sonora debe ser controlada con el fin de no causar prejuicio al profesional, equipo y al cliente tales, como estrés, irritabilidad, nerviosismo y alteraciones en la presión arterial (Santos, 1992 e Barros, 1993).

El aumento de las fuentes productoras de ruido perjudicó la cualidad de vida de los profesionales acelerando la deterioración del aparato auditivo. Por eso esta creciendo la preocupación con los ruidos presentes en el ambiente de trabajo (Saquy et al., 1996).
Los problemas de audición son comunes entre los profesionales dentistas, a pesar de no ser muchas veces consideradas. La exposición excesiva a niveles alto de ruido, destruye ciertas terminaciones nerviosas que puede causar lesiones irreparables, dependiendo de la intensidad del ruido y del tiempo de exposición (Lusvarghi, 1999).

Es obvio que la salud física y el buen estado psíquico del profesional es tan importante cuanto su preocupación para la mejora teórica y científica. Haber esfuerzos en el sentido de transformar el consultorio. En un local confortable desde el punto de vista ergonómico es obligación del profesional (Steagall, 1967). La profesión de dentista, por su característica "liberal", permite que el propio dentista cuide de su protección (Steagall, 1967 e Lusvarghi, 1999).

El dentista esta sujeto a una secuencia de cargas de trabajo que en su mayoría pasa desapercibida en el ejercicio diario, siendo importante que le profesional pase a comprender mejor su proceso y ambiente de trabajo para ejercer un real control del mismo. El ruido, enemigo invisible está constantemente presente en el profesional esta sometido, es posible controlarlo con mudanzas tecnológicas (Souza, 1997 e Souza et al., 2002).

El propósito de este estudio fue avaluar y medir el ruido producido en la clínica de Disciplina Integrada de Graduación de la Facultad de Odontología de Araçatuba - Unesp - Brazil y alertar a futuros profesionales de la importancia de tomar medidas preventivas contra enfermedades ocupacionales a que esta sometido el dentista.


REVISION DE LITERATURA
El ruido es un estímulo innecesario y no deseado, que puede molestar la percepción de la "señal del tono" (Steagall, 1967 e Santos, 1992). Así la misma música que puede ser agradable para una persona, puede ser considerada un ruido por el vecino, que esta ocupado en ver TV (Steagall, 1967 e Santos, 1992).

Físicamente, el ruido es una mezcla compleja de diferentes vibraciones medidas en una escala logarítmica, en una unidad llamada decibel (dB) utilizada para medir la intensidad del ruido. La frecuencia es establecida por las vibraciones por segundo, ciclos por segundo o Hertz (Hz). La altura del tono es la calidad por la que definimos el tono, grave-menor número de ciclos por segundo, el agudo, es mas alto debido al mayor número de ciclos por segundo (Santos, 1992 e Lida, 2002).

El oído humano esta apto a percibir aquellas vibraciones correspondientes entre las frecuencias de 16 hasta 20.000 Hz, generalmente ruidos agudos, son menos tolerados. Así, al nivel de 100 Hz, la persona puede soportar hasta 100 dB, en tanto a 4.000 Hz ese nivel cae a 85 dB (Lida, 2002).

En el final de la década del 50, existió un interés en estudiar sobre la PAIR - Perdida Auditiva Inducida por Ruido; entre los profesionales de odontología. El dentista esta expuesto, diariamente, al ruido producido por los equipos, entre ellos la turbina de alta rotación, compresores de aire y eyectores de la saliva (Kilpatrick, 1981 e Boacnin, 1999).

En 1959, la American Dental Association recomendó que los dentistas que usan frecuentemente el motor de alta rotación deberían realizarse exámenes audiométricos periódicamente (ADA, 1959).

El aparecimiento de las turbinas neumáticas y motores especiales de alta velocidad angular, piezas indispensables en los consultorios odontológicos, aumento o problema de la súper sonorización en los ambientes de trabajo (Steagall, 1967).

El ruido intermitente e continuo provocado por instrumentos de alta y baja rotación viene preocupando los profesionales odontológicos, que están constantemente en la presencia de ellos (Bahananan et al., 1993). El ruido producido por tales instrumentos es, según muchos profesionales el mayor responsable por alteraciones auditivas con el pasar de los años (Kroeger et al., 1986; Ferreira, 1996 e Reston et al., 2001).

Para evaluar el ruido en el ámbito odontológico deben considerarse tres normas del Ministerio del Trabajo y Empleo: La NR-9 que trata del Programa de Prevención de Riesgos Ambientales (PPRA), que determina en 80 dB el nivel de presión sonora, siendo superior el responsable debe tomar medidas de control para atenuar el ruido. La Norma NR-15 se refiere a la insalubridad y establece en 85 dB el límite permitido para una actividad de 8 horas diarias. Caso el trabajador, quede expuesto a niveles superiores a ese valor, la actividad es considerada insalubre, asegurándole derecho a recibir al adicional de insalubridad. La Norma NR-17 aborda el tema de la ergonomía, o favorece el trabajo eficiente, permitiendo "establecer parámetros que permitan la adaptación de las condiciones psicofisiologicas de los trabajadores, de manera de proporcionar un máximo de comodidad". Esta Norma establece como limite para comodidad acústica en el ambiente de trabajo, el valor de 65 dB (Brasil, 2002).

Los ruidos continuos o repetitivos con pequeños intervalos, según Barros (1993), perturban mucho más, que el ruido de fuerte intensidad y que tengan corta duración o que sea repetitivo en grandes intervalos. Un ruido de igual intensidad es más perturbador en recinto cerrado, que en local abierto, eso ocurre por causa de la reverberación.

Además de la ocurrencia del PAIR, el ruido causa trastornos, como alteración del humor, del sueño, estrés, falta de atención, concentración, aumento de la presión arterial, etc. (Nerbere e Nader, 2002).


MATERIALES Y MÉTODOS
El objetivo de este estudio fue una evaluación ocupacional del nivel de ruido producido en la Clínica de Graduación de Disciplina Integrada de la Facultad de Odontología de Araçatuba - Unesp - Brazil, donde 80 alumnos ejecutan sus actividades divididos en pares, sumando un total de 40 equipos en actividad el estudio visa también, alertar a los futuros profesionales de las medidas preventivas que deben tomar contra las enfermedades ocupacionales que amenazan al dentista.

La aferición del ruido (recolección de datos), fue realizada por medio de un dosímetro de ruido modelo Q-400, marca Queso Technologies, este dosímetro tiene la capacidad de medir la media de ruido producido y proyectarlo en número de horas trabajadas. En el presente estudio la proyección fue adaptada para 8 horas de trabajo, tempo que normalmente el dentista actúa en el consultorio. La medición de ruido fue efectuada por el dosímetro colocado en el alumno voluntario, durante a realización de un procedimiento odontológico y con utilización de alta rotación, en la posición del trabajo, siendo este, cuando recibe todo el ruido provocado en el. consultorio odontológico, todos los procedimientos del montaje del medidor, colocación del instrumento y orientación al alumno voluntario de que evitase conversación simultanea que podaría falsear las mediciones y supervisión de la recolección de los datos, fueron realizados por único examinador debidamente calibrado para este fin, por un Ingeniero de Seguridad del Trabajo.

Los datos recogidos fueron transportados a un Programa Excel 2000 para la ejecución de gráficos y tablas.


RESULTADOS
Los resultados están resumidos en la Tabla 1 y Grafico 1.

Tabla 1
Distribución de la mediciones de los ruidos de la clínica de
Disciplina Integrada de Graduación de la Facultad de Odontología de Araçatuba - Unesp - Brazil,
en decibeles (dB) según el máximo, mínimo, medio y
media proyectada para 8 horas de trabajo. Araçatuba, Brazil, 2004.

  Valores de las mediciones en decibeles (dB)
Máximo
Mínimo
Media (Lavg)
Media proyectada 8h
83,4
70,0
76,0
76,0

Gráfico 1
Distribución en decibel del ruido producido en la Clínica Integrada
de Graduación de la Facultad de Odontología de Araçatuba - Unesp - Brazil.
Araçatuba, Brazil, 2004.


DISCUSIÓN
El aumento de las fuentes productoras de ruido viene perjudicando la calidad de vida de las personas, acelerando el deterioro del aparato auditivo, por eso viene creciendo la preocupación con los ruidos presentes en el ambiente de trabajo (Saquy et al., 1996).

Ante los resultados obtenidos, se observo que la media del ruido realizada durante el procedimiento del dentista fue de 76,0 dB. El valor máximo y mínimo producido fueron respectivamente, 83,4dB y 70,0dB. El valor máximo quedó sobre lo recomendado por NR-9 de 80,0dB, que trata del Programa de Protección del Riesgos Ambientales (PPRA), entre tanto no representa riesgo, por ser el lapso del tiempo de exposición insignificante.

Todos los valores (mínimos, medios y máximos) quedaron debajo de lo recomendado por la norma NR-15, que establece el valor de 85 dB en 8 horas, por lo tanto, no es obligatorio el uso de protector auricular. Mientras que estos valores quedaron por encima del límite de 65 dB establecido por la Norma NBR-10152 sobre seguridad acústico de trabajadores que ejecutan procedimientos minuciosos, que requieren máximo de atención.

Los resultados del presente estudio confirman los estudios realizados por Bahananan et al. (1993); Saquy et al. (1994); Setcos (1998); Reston et al. (2001); Souza et al. (2002) e Regáis et al. (2003).

Los resultados confirman el estrés a que esta expuesto el dentista, visto que los valores obtenidos en el estudio surgieren incomodidad, por eso es aconsejable la utilización de protector auditivo, pues a más de evitar la PAIR - (Perdida Auditiva Inducida Por el Ruido), trae mas comodidad al profesional y evitan otros daños como puede percibirse en la revisión de la literatura.

Es recomendable, que además del uso del protector auditivo los profesionales mayores de 40 años realicen, periódicamente, una evaluación audiométrica de 250 a 8.000Hz y en algunos casos la audiometría de alta frecuencia de, de 8 a 16 KHz (Lusvarghi, 1999).

Por tanto, el objetivo de esta investigación fue inducir comportamientos preventivos de los profesionales y futuros dentistas, que durante la realización de sus trabajos deben preguntarse si conocen la realización de la preparación cavitaria adoptando medidas que evitaran daños causados por el ejercicio de su profesión.


CONCLUSIÓN
Los resultados de las mediciones de ruido tanto mínimo, media y máximo 70,0 dB - 76,0 dB y 83,4 dB respectivamente, muestran que la actividad no es insalubre, conforme las normas de seguridad y medicina del trabajo. NR-15 lo que no establece la obligatoriedad del uso de protector auditivo.

En tanto, los valores obtenidos fueron mayores del limite de 65,0 dB recomendado por NBR-10152 de conforto acústico, para procedimientos minuciosos que requieren máximo de atención.

El valor máximo fue superior a 80,0 dB, determinado por la Norma NR-9 (PPRA), mas no ofrece riesgos por ser el tiempo de exposición insignificante.

El profesional debe adoptar medidas preventivas, como el uso del protector auditivo, a pesar de no ser obligatorio, para evitar lesiones auditivas.


REFERENCIAS
  1. ADA - AMERICAN DENTAL ASSOCIATION. Council on Dental Research: sound hazards of high - spped cutting intruments. J Am Dental Assoc, 58: 145, 1959.

  2. BAHANANAN S, ABD A, HAMID E, BAHNASSY A. Noise level of handpieces and laboratory. J. of Prosthetic Dent., 70(4): 356-360, 1993.

  3. BERBARE GM, NADER HA. O ruído produzido pelo motor de alta rotação pode provocar algum prejuízo auditivo? Rev. Assoc. Paul. Cir. Dent., 56(3): 203, 2002.
  4. BOACNIN SB. Q ruído ocupacional e suas seqüelas. J. Assoc. Paul. Cir. Dent., Out. 1999.

  5. BRASIL. Segurança e medicina do trabalho. 49ª ed. São Paulo: Ed. Atlas. 2001.

  6. FERREIRA B. Ossos do ofício. Aprenda a evitar riscos. Rev ABO Nac, 3(6): 358-364, Dez 1995/ Jan 1996.

  7. KELPATRICK H. Decibel ratings of dental offices sounds. The J of Prothetic Dent, 45(2):175-177, 1981.

  8. KROEGER RF, STEVENS DE, VAMOSI SJ. Designing the dental Office for relaxation. Quint. Int., 17(11):775-760, 1986.

  9. LUSVARGHI L. Cuide-se bem: profissional saudável não tem idade. Rev. Assoc. Paul. Cir. Dent., 53(2): 89-100, 1999.

  10. REGAZZI R, SARVAT M, TORRES ACM, FASSARELLA FM. Exposição do cirurgião dentista as diferentes fontes de ruído existentes no consultório odontológico. Rev Bras Odontol, 60(3):150-151, 2003.

  11. RESTON EG. Aferição do nível de ruído provocado por instrumentos de alta e baixa rotação. JBC - Rev. Brás. Clin. Integr., 5(26):133-135, 2001.

  12. SANTOS UP RuÍdo. Riscos e prevenção. 3ªed. São Paulo: Ed.Hucitec, 1992.

  13. SAQUY JD, PÉCORA JD, SOBRINHO JS. Iluminação do consultório odontológico. Rev Assoc Paul Cir Dent, 48(5):1467-1471, 1994.

  14. SAQUY PC, CRUZ FILHO AM, SOUSA NETO MD, PÉCORA JD. Ergonomia e as doenças ocupacionais do cirurgião dentista - Parte I - Introdução e agentes físicos. ROBRAC, 6(9):25-27, 1996.

  15. SETCOS M. Noise levels encountered in dental clinical and laboratory practice. Int of Prosthodontics, 2(2): 105, 1998.

  16. SHINOHARA EH, MITSUDA ST. Trauma acústico na Odontologia. Rev. CROMG, 4(1): 42-45, 1998.

  17. SOUZA HMM. R. Ruído: o inimigo invisível. Visão do cirurgião-dentista. Rev. Bras. Odontol., 54(2): 97-1O1, 1997.

  18. SOUZA HMR, MATTOS UAO, NUNES FP. Nível de ruído produzido por turbina de alta rotação em consultório odontológico. Rev. Bras. Odontol., 59(3):169-l72, 2002.

  19. STEAGALL L. Ruído dos apparelhos de alta rotação. Rev. Asssoc. Paul Cir Dent, 21(2): 47-58, 1967.

  20. VALLADARES CO, SUZA HMMR, ASSUNÇAO ARM. Implantação do programa de conservação auditiva da FO-UERJ: exames audiométricos. Pesqui. Odontol. Bras., 16, Supl. SBPqO, Resumo (ia 188): 55, 2002.


HOME > EDICIONES > VOLUMEN 44 Nº 1 / 2006 > Ir al principio
Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA - FACULTAD DE ODONTOLOGÍA
Fundación Acta Odontológica Venezolana - RIF: J-30675328-1 - ISSN: 0001-6365
Av. Los Ilustres, Ciudad Universitaria, Edif. Facultad de Odontología, Los Chaguaramos.
Telef.: (+58-212)605.3814 - Código Postal 1051 - E-mail: fundacta@actaodontologica.com
Caracas - Venezuela