PUBLICIDAD  
  Venezuela, 21 de Junio de 2018

 Home
 Autoridades
 Editorial
 Ediciones publicadas
 Normas de Publicación
 Tarifas de Publicidad
 Contáctenos





Desarrollado por:


Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Este Artículo no tiene versión en PDF Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande

Trabajos Originales:
UTILIZACIÓN DE LA MOXIBUSTION EN EL TRATAMIENTO DE LA CELULITIS FACIAL ODONTOGENA
HOME > EDICIONES > VOLUMEN 44 Nº 1 / 2006 >

Recibido para revisión: 26/07/2004
Aceptado para publicación: 26/10/2004


  • Luis Daniel Medina Vega1
  • Jenny Martín Pino2
  • William Portal Fernández1
  • Ernesto Márquez Rancaño3
  • José Julián Concepción Guzmán3
  • Yamilka Castañeda Yera4

    1. Especialista en Primer Grado en Cirugía Maxilofacial. Hospital Arnaldo Milián Castro. Villa Clara. Cuba. Miembro Titular de la sociedad Cubana de Cirugía Maxilofacial.
    2. Doctora en Estomatología. Clínica Estomatológica "Celia Sánchez Manduley". Santa Clara. Villa Clara. Cuba.
    3. Especialista de Segundo Grado en Cirugía Maxilofacial. Hospital Arnaldo Milián Castro. Villa Clara. Cuba. Miembro Titular de la sociedad Cubana de Cirugía Maxilofacial.
    4. Licenciada en Enfermería. Hospital Arnaldo Milián Castro. Villa Clara. Cuba.
Resumen:
Se realizó una investigación aplicada longitudinal con el objetivo de evaluar la efectividad de la moxibustión en el tratamiento complementario de la celulitis facial odontógena, en los pacientes que acudieron al cuerpo de guardia de cirugía Maxilofacial del Hospital Universitario "Arnaldo Milián Castro" con dicha afección, durante el periodo comprendido entre octubre del 2000 a marzo del 2001. El tiempo de remisión del dolor fue significativamente menor en el grupo tratado con moxiterapia. No existieron diferencias significativas con relación al grado de trismo presentado por los pacientes antes de instaurado el tratamiento; sin embargo, durante el primer, segundo y tercer día de tratamiento, la media de la apertura oral fue significativamente mayor en el grupo casos. El tiempo que medió entre el inicio del tratamiento y la exodoncia del diente causal fue menor en los pacientes tratados con moxibustión. La moxiterapia constituye una fuente de ahorro considerable.

Palabras Claves: MOXIBUSTIÓN; CELULITIS; MEDICINA ALTERNATIVA.


Abstract:
We realized a longitudinal study to evaluate the effectiveness of moxitherapy as complementary treatment of odontogenic cellulitis affecting patients that came to Universitary Hospital " Arnaldo Milián Castro " complaining of that infection, during October of 2001 to March 2002. Time of remission of the pain was significantly lower in the group treated with moxibustion. There were not significant differences according to magnitude of the limitation of oral opening presented by patients before treatment; however, during the first, second and third days of treatment, the oral opening was significantly higher on cases group. Dental extraction was realized earliest on cases group . Moxitherapy is an economy form of treatment.

Key Words: MOXIBUSTION; CELULLITIS; ALTERNATIVE MEDICINE.


Introducción:
Las infecciones odontógenas han plagado la humanidad desde el inicio de su existencia: tanto los chinos como los egipcios han dejado registros que describen abscesos alveolares (1). Cuando el proceso infeccioso originado en estructuras que forman el diente y el parodonto se extiende por el tejido celular subcutáneo de forma difusa y extraoral, se denomina celulitis facial odontógena (2-3), y representa el 88,4% de todas las celulitis faciales(4). Habitualmente es de fácil control aunque pueden surgir complicaciones que le atribuyen una gravedad importante hasta llegar a ser letal (5-6-7).

No existe un tratamiento estandarizado de la celulitis facial odontógena, en general dependerá de la topografía de la localización primaria, de si hay o no una diseminación secundaria, de la importancia del espacio comprometido, de las condiciones inmunológicas y de la respuesta del paciente al tratamiento que se instaure inicialmente (8-9).

En nuestro medio el tratamiento tradicional se ha fundamentado en cuatro aspectos esenciales: El tratamiento odontológico, el tratamiento antibacteriano, el tratamiento quirúrgico y el tratamiento complementario o de apoyo. Este último juega un papel importante en la resolución del proceso infeccioso pues esta destinado a paliar los efectos de la infección sobre el estado general del paciente y a mejorar sus defensas9.

Revisando los métodos terapéuticos de la medicina natural y tradicional encontramos que la Moxibustión junto a la acupuntura son los métodos más antiguos que se conocen (10); en el antiguo tratado médico "Nei Ying" escrito entre los siglos quinto y segundo a.n.e. ya se registraban sistemáticamente los conocimientos teóricos y la experiencia clínica de ambos (10-11). La moxibustión se basa en la aplicación del calor resultante de quemar la hoja seca de la Artemisa vulgaris (12). Según la medicina tradicional asiática, la moxibustión influye positivamente en la circulación sanguínea y de la energía, neutraliza el enfriamiento de la sangre y alivia el dolor, defiende la energía Yang, aumenta el calor del cuerpo y neutraliza las enfermedades por frío y por vacío y frío, actúa contra las enfermedades por viento, calor y calor húmedo y tonifica el cuerpo y la salud. Según la medicina moderna: aumenta la locomoción, fagocitosis y el número de los leucocitos, aumenta el número de eritrocitos y la hemoglobina, eleva la inmunidad bacteriológica y provoca vasodilatación de arterias y venas (13).

La Moxibustión puede ser aplicada por calentamiento directo o indirecto. Esta última forma, cuando se utiliza con cigarro de moxa, no produce quemaduras ni cicatrices por lo que puede ser aplicada en la cara (13). Como la celulitis facial es una enfermedad por calor, el Yang está en exceso, y la moxiterapia logrará maximizar el Yang y ese cambio cuantitativo conducirá inevitablemente a un cambio cualitativo regido esto por la Ley de intertransformación del Ying y el Yang (10-11-13).

Teniendo en cuenta las posibilidades terapéuticas de la Moxibustión nos motivamos a emplearla en el tratamiento complementario de la celulitis facial odontógena.


Método:
Se realizó una investigación aplicada longitudinal cuyo universo estuvo constituido por los pacientes que acudieron al Cuerpo de Guardia de Cirugía Maxilofacial con diagnóstico de Celulitis Facial odontógena, durante el periodo comprendido de octubre del 2001 a marzo del 2002.

Para la selección de la muestra se tuvieron en cuenta los siguientes aspectos:
  • Presencia de algún grado de trismo.
  • No se incluirían los pacientes con historia de enfermedades sistémicas que alteraran de manera indirecta el curso de la infección odontógena.
Los casos seleccionados para el estudio se agruparon de la siguiente manera:

Grupo Control: Pacientes con tratamiento complementario convencional; que incluyó:
  • Termoterapia húmeda 20 minutos cada 2 horas.
  • Enjuagatorios de Solución Salina Fisiológica tibia 20 minutos cada 2 horas.
  • Analgésicos IM o VO en dependencia de la intensidad del dolor.
  • Fisioterapia Bucal pasiva.
Grupo Casos: Pacientes tratados con Moxibustión: Se utilizó tabaco de moxa de manufactura industrial aplicado de forma indirecta. Se prende fuego en el extremo de un cigarro de moxa de 1.5 - 2 centímetros de diámetro y de 15 - 20 centímetros de largo. Se aproxima a la zona afectada y regiones de la Articulación Temporomandibular, guardando una distancia de 1 centímetro aproximadamente entre la moxa y la piel.

En ambos grupos se aplicó la antibioticoterapia y el tratamiento odontológico (acceso cameral).

La ubicación de los pacientes en uno u otro grupo fue realizada al azar y distribuidos de forma equitativa.

Para la recogida de la información se confeccionó una ficha de vaciamiento donde se plasmaron las siguientes variables para ambos grupos: edad, sexo, tiempo de remisión del dolor; grado del trismo: antes del tratamiento, al primer día, al segundo día y al tercer día de instaurado el tratamiento; días que median entre el inicio del tratamiento y la exodoncia del diente causal.

El grado de trismo se calculó mediante la suma de la distancia interincisal y el resalte. Se consideró:
  • Leve: Cuando la apertura oral es de 30 y 39 milímetros.
  • Moderada: Cuando la apertura oral es de 20 a 29 milímetros.
  • Severa: Cuando la apertura oral es de 19 milímetros o menos.
La información fue procesada mediante el sistema computacional SPSS. Se obtuvieron frecuencias absolutas, porcentajes y medias. Fue utilizada la prueba de hipótesis T de Student para muestras independientes, fijando un nivel de significación alfa de un 5%. Los datos tabulados fueron llevados a las tablas analíticas correspondientes.


Resultados:
Obsérvese en la tabla 1 la distribución por sexo y edad de los grupos con tratamiento complementario convencional y con moxibustión. La media de la edad fue de 27.3 y 27.4 en cada grupo respectivamente. Predominó el sexo femenino siendo el 60.7% de la muestra total.

Tabla 1
Esquema de tratamiento utilizado en los pacientes con
celulitis facial odontógena según sexo y edad

Esquema de tratamiento Sexo Media de edad total
F   M  
No % No %
tradicional
moxibustión
total
9
8
17
52.9
47.1
60.7
5
6
11
45.5
54.5
39.3
27.29
27.36
27.3
14
14
28

Fuente: Ficha de vaciamiento


El tiempo de remisión total del dolor según el tratamiento aplicado se muestra en la Tabla 2. En ningún paciente sobrepasó los tres días; siendo la media de 1.2 y.2.3 en los grupos casos y control respectivamente, siendo esto estadísticamente significativo.

Tabla 2
Tiempo de remisión del dolor según tratamiento aplicado

Esquema de tratamiento 1er día 2do día 3er día media
No % No % No %
Convencional
Moxibustión
total
1
11
12
7.1
78.6
42.9
8
3
11
57.1
21.4
39.3
5
0
5
35.7
0
17.9
2.28
1.21*
1.75

*P = 0.000 p < 0.10
Fuente: Ficha de vaciamiento


La tabla 3 muestra el grado de trismo presentado por los pacientes antes y durante los primeros tres días del tratamiento.

Antes del tratamiento la media de la apertura oral fue de 19.79 y 20.9 para los grupos casos y control respectivamente; no se encontraron diferencias significativas. La media de la apertura oral para el primer, segundo y tercer día del tratamiento fue significativamente mayor en el grupo tratado con moxibustión, lo que demuestra que el trismo desapareció con más rapidez en estos pacientes. Realizando un análisis cualitativo vemos que durante el primer día de tratamiento el 78.6% de los pacientes tratados con moxa presentaban un trismo leve, mientras que en el otro grupo era predominante (64.3%) el trismo severo, ya al tercer día de tratamiento la mayoría de los pacientes del grupo casos presentaban ausencia de trismo y en ese mismo periodo solo en el 21.4% del grupo control la apertura oral se normalizó.

Tabla 3
Evolución del trismo según tratamiento aplicado

Esquema de tratamiento Días de tratamiento Ausente Leve Moderado Severo X
No % No % No % No %  
convencional Antes
1er
2do
3er
-
-
-
3
-
-
-
21.4
22
4
5
2
14.3
28.6
35.7
14.3
3
1
2
5
21.4
7.1
14.3
35.7
9
9
7
4
64.3
64.3
50
28.6
20.93
22.71
24.71
27.86
moxibustión Antes *
1er**
2do***
3er****
-
-
10
13
-
-
71.4
92.9
1
11
3
1
7.14
78.6
21.4
7.14
3
2
1
-
21.4
14.3
7.14
-
10
1
-
-
71.4
7.14
-
-
19.79
32.50
40.05
44.21

* p=0.585 p > 0.05
** p= 0.01 p < 0.10
*** p= 0.000 p < 0.10
**** p=0.000 p < 0.10
Fuente: Ficha de vaciamiento


En la tabla 4 se muestra el tiempo que medió entre la instauración del tratamiento y la exodoncia del diente causal, realizada a todos los pacientes por no ser posible un tratamiento odontológico conservador. La media del tiempo fue de 2.5 días en el grupo sometido a la moxiterapia mientras que en el otro grupo fue de 5.2, encontrándose diferencias muy significativas al aplicar el análisis estadístico.

Tabla 4
Tiempo que medió entre la instauración del tratamiento y la exodoncia del foco séptico.
Hospital Universitario: Arnaldo Milián Castro. 2001

Esquema de tratamiento Tiempo de exodoncia (la media en días)
convencional 5.07
moxibustión 2.50*

*P = 0.000 p < 0.10
Fuente: Ficha de vaciamiento


Discusión:
Algunos autores plantean que el sexo no ejerce influencia en la susceptibilidad a la infección, aunque estudios de Díaz (14) y Calzadilla (15) abogan por un ligero predominio del sexo femenino lo cual es similar a nuestros resultados. Con relación al grupo de edades más afectado, diversos estudios(15-16) coinciden con nosotros.

La moxibustión ha tenido resultados alentadores para el alivio del dolor facial; estudios de Lauzardo Garcia (17) acerca del tratamiento de la alveolitis, lo demuestran.

El dolor constituye junto al tumor, el rubor, el calor y la impotencia funcional los signos clásicos de inflamación aguda, inevitable que se presenten en la celulitis facial odontógena. La moxibustión logra resultados sumamente superiores respecto al tratamiento convencional pues debido a sus acciones neutraliza con facilidad las sustancias tóxicas productoras del dolor y su acción sobre los vasos sanguíneos aumenta el retorno venoso y disminuye así el edema, justificado esto por Álvarez Díaz (13).

La evolución del trismo es un parámetro fundamental para evaluar la evolución de un proceso séptico odontógeno. El trismo se traduce en la impotencia funcional, cuando se alivian los demás signos de inflamación aguda ya es posible una disminución del trismo, pero el espasmo muscular puede mantenerse por varias semanas. Este signo se hace más marcado en la medida en sean afectados los espacios que involucren los músculos masticatorios. En la mayoría de nuestros pacientes (96%) el grupo dentario afectado fue el de los molares inferiores y de ellos el tercer molar prevaleció. Una infección originada en él afecta los espacios pterigomandibular y maseterino presentándose como signo más característico el trismo severo debido entre otros factores a la acción lesiva sobre los músculos masticatorios correspondientes, como plantea Gay Scoda (6).

Es notable la diferencia de los resultados entre ambos grupos a pesar de que en ambos el calor local provoca la vasodilatación sanguínea y con ello la relajación muscular, sin embargo a la moxa se le suman los efectos positivos sobre las corrientes energéticas del organismo restableciéndose el equilibrio entre el Ying y el Yang cuando se fortalece el primero para engendrar el segundo, además debe tenerse en cuenta que el calor provocado por la moxa es de mayor intensidad que la termoterapia húmeda.

El hecho de que la moxiterapia actúe favorablemente en la eliminación del trismo, restablece así la alimentación adecuada del paciente y su completa ventilación, favorece el examen correcto de la cavidad oral y posibilita la realización de la exodoncia tempranamente. Nuestro criterio es que solo la limitación a la apertura oral que dificulte el acceso al diente causal, la presencia de un cuadro tóxico en el paciente o la no existencia de niveles elevados de un antibiótico eficaz, pueden retardar o posponer la exodoncia. Algunos autores (18) adoptan posturas extremas, como Axhausen, mientras que otros (18) como Gibaut, son más flexibles y preconizan la realización de la exodoncia incluso como un elemento esencial en la prevención del surgimiento de la celulitis.

Otro aspecto positivo de la moxibustión es su bajo costo ya que una moxa cuesta solo ocho centavos y es de fácil adquisición. En un paciente del grupo casos se aplica un cigarro de moxa durante los tres primeros días del tratamiento, mientras que un paciente del grupo control consume aproximadamente diez tabletas de dipirona en dicho periodo, que equivale a setenta centavos por paciente; por lo que se ahorran sesenta y dos centavos por paciente. Esta cifra asciende aun más si se tienen en cuenta sus ventajas con relación a la eliminación del foco séptico. Esto disminuye considerablemente la posibilidad de complicaciones y con ello la hospitalización del paciente.


Bibliografía:
  1. Pitt Ford TR. Introducción, historia y campo. En: Pitt Ford TR. Endodoncia en la práctica clínica. 4ta ed. México: McGraw-Hill Interamericana; 1999.p. 1-5.

  2. Berini Aytés L, Brecio Salinas M, Gay Escoda C. Celulitis bucal y cervicofacial. Concepto, etiopatogenia, clínica, diagnóstico y tratamiento. Med Oral 1999; 4(1):337-50.

  3. Berini Aytés L, Garatea Crelgo J, Gay Escoda C. La infección odontogénica: concepto, etiopatogenia, bacteriología y clínica. En: Gay Escoda C, Berini Aytés L. Cirugía Bucal II. 1ra ed. Madrid: Ergon; 1999.p. 125-40.

  4. Kimura AC, Pien FD. Head and neck cellulitis in hospitalized adults. Amj Otolaryngol 1993; 14(5): 343-9.

  5. Flynn TR. The swollen face. Severe odontogenic infections. Emerg Med Clin North Am 2000; 18 (3): 481-519.

  6. Gay Escoda C, Berini Aytés L. Vías de propagación de la infección odontogénica. En: Gay Escoda C, Berini Aytés L Cirugía Bucal II. 1ra ed. Madrid: Ergón; 1999. p. 151-71.

  7. Bascones A, Manso FJ, Vadillo JM. Infecciones orofaciales odontogénicas: Diagnóstico y tratamiento. Av Odontoestomatol 1997; 13(suppl A): 53-75.

  8. Kuriyama T, Karasawa K, Nakagawa K, Saiki Y, Yamamoto E, Nakamura S.bacterilogic features and antimicrobial susceptibility in isolates from orofacial odontogenic infeccions. Oral Surg Med Oral Pathol Oral Radiol Endod 2000; 9 (5): 600-8.

  9. Berini Aytes L, Gay Scoda C. Normas generales del tratamiento de la infección odontogénica. Profilaxis de la infección odontogénica. En: Gay Escoda C, Berini Aytés L Cirugía Bucal II. 1ra ed. Madrid: Ergón; 1999. p. 173-97.

  10. Sotte L. Acupuncture and traditional Chinese medicine. Ann Ist Super Sanita 1999; 35(4): 509-15.

  11. Hesketh T, Xing W. Health in China: Traditional Chinese medicine: one country, two systems . BMJ 1997; 315: 115-117.

  12. Abreu Correa JM, Emilio Mateo J. Analgesia acupuntural en las extracciones dentarias. Rev Cubana Estomatol 1997; 34 (2): 10.

  13. Álvarez Díaz TA. Bases teóricas de la medicina tradicional asiática. En: Álvarez Díaz TA. Acupuntura. Medicina tradicional asiática. Ciudad de La Habana: Editorial San Luis; 1992.p. 5-11

  14. Díaz JM, Gutiérrez I. Angina de Ludwig. Análisis de 11 casos. Rev Cubana Estomatol 1996; 33(3): 12-15.

  15. Rodríguez Calzadilla OL. Celulitis Facial odontógena. Rev Cubana Estomatol 1997; 34(1): 15-20.

  16. Díaz Fernández JM, Gross M. Caracterización epidemiológica y anatómica de las infecciones odontógenas. Rev Cubana Estomatol. 1995; 32(1): 30-33.

  17. Lauzardo García del Prado G, Benítez Gálvez RR. Tratamiento de la alveolitis con moxibustión. Rev 16 Abril 1997; 194: 13-15.

  18. Gay Escoda C, Berini Aytés L. Principios de la exodoncia. En: Gay Escoda C. Cirugía Bucal I. 1ra ed. Madrid: Ergon 1999.p. 206-10.


HOME > EDICIONES > VOLUMEN 44 Nº 1 / 2006 > Ir al principio
Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA - FACULTAD DE ODONTOLOGÍA
Fundación Acta Odontológica Venezolana - RIF: J-30675328-1 - ISSN: 0001-6365
Av. Los Ilustres, Ciudad Universitaria, Edif. Facultad de Odontología, Los Chaguaramos.
Telef.: (+58-212)605.3814 - Código Postal 1051 - E-mail: fundacta@actaodontologica.com
Caracas - Venezuela