Trabajo Original

Estudio comparativo in vitro de microfiltracion marginal y dureza superficial de resinas infiltrantes y fluidas en lesiones de mancha blanca

Recibido para arbitraje: 03/04/2017
Aceptado para Publicación: 02/05/2017

Toledo López, A. S.1, López N., M.2

Resumen

El presente estudio es una investigación basada específicamente en la mínima intervención dentaria. El objetivo general: Comparar el grado de microfiltración marginal y de dureza superficial de resinas infiltrantes y resinas fluidas en lesiones incipientes en superficies dentarias lisas, a través de la realización de un estudio in vitro. El tipo de investigación: Cuantitativa, Explicativa, el diseño Pre-experimental. La población 10 unidades dentarias naturales extraídas (molares). La muestra: 10 molares restaurados por las superficies vestibular y lingual, para constituir una totalidad de 20 unidades de estudio. La muestra fue dividida en dos grupos: el grupo “I” restaurado con una resina infiltrante (Icon®) por la cara vestibular. El grupo restaurado "F” con una resina fluida en la cara lingual. Posteriormente, los especímenes fueron llevados al laboratorio de la Unidad Curricular Bioquímica de la Facultad de Odontología de la Universidad de Carabobo (UC), al Centro de Investigaciones Medico Biotecnológicas de la UC, para la prueba de micro filtración y para ser fotografiados, y a la Facultad de Ingeniería Mecánica UC, al laboratorio especialistas en pruebas y evaluaciones diversas de materiales, (L-MAT-UC), para la prueba de dureza Vickers .Los resultados evidenciaron: El grado de microfiltración marginal de las resinas infiltrantes es menor que el de las fluidas. El 90% de los especímenes restaurados con Infiltrante mostraron Grado 0 y los restaurados con fluida un 80% Grado 2 y un 10% Grado 3. La dureza superficial de Icon® mayor HV= 190.81gr/mm2 y de Fluida, HV= 120.2gr/mm2. La infiltración con Icon® se puede considerar un tratamiento eficaz para tratar lesiones de mancha blanca.

Palabras clave: Infiltrante, Icon, Terapia Microinvasiva, Resina Fluida, Lesiones Mancha Blanca.


Original work

Comparative study in vitro microfiltration marginal and surface hardness resin infiltrative and flow in injuries and blot

Abstract

This study is a research focused on controlling the disease set the condition and needs of each patient based specifically on the minimal dental intervention. The overall objective of the study: To compare the degree of marginal microleakage and surface hardness of infiltrating flow resins and resins incipient lesions on smooth tooth surfaces through conducting an in vitro study. The research is quantitative, Explanatory Pre-experimental design. The population 10 natural tooth extracted units (molar). The sample consists of 10 molars restored by the buccal and lingual surfaces to provide a total of 20 units of study. The sample was divided into two groups: the first group or "I" restored with a infitrative resin (Icon®) by the vestibular face. The second group or "F" on the lingual surface restored with the flow resin. Subsequently the specimens were carried to the laboratory of the Biochemical Curricular Unit of the Faculty of Dentistry of the Universidad de Carabobo (UC), to the Center for Biotechnological Medical Research of the Universidad de Carabobo, for microfiltration and to be photographed and the UC School of Mechanical Engineering, to the laboratory specialist in diverse test and evaluations of materials (L-MAT-UC), for Vickers hardness test. The showed result: the degree of marginal microleakage of infiltrating resins lower than the flow. 90% of the specimens showed restored whit Icon Grade 0 and the flowing restored 80% Grade 2 and Grade 3 10%. The surface hardness of Infiltrante is higher HV = 190.81gr / mm2 and of Fluid, HV = 120.2gr / mm2. The Infiltration with Icon can be considered more effective to treat injuries that white stain treatment fluid resin.

Key words: Infiltrative, Icon, Microinvasive Therapy, Flow Resin, White Spot Lesions. To the laboratory specialists in diverse tests and evaluations of materials, L-MAT- UC


  1. Odontólogo.
  2. Profesor Titular de la Cátedra de Odontología Operatoria de la Universidad de Carabobo, Valencia, Venezuela.
  3. Correspondencia: andreatoledol05@gmail.com

Introducción

La odontología moderna apoyada en la evolución de la investigación, se ha trazado como propósito fundamental el cambio de paradigmas, donde el entendimiento de la caries dental y el desarrollo de los materiales dentales, tienen como meta la estimulación al diagnóstico temprano de las lesiones de caries y la máxima preservación de estructura dentaria dentro de un esquema de manejo integral del paciente.

El consenso vigente es que la caries debe detectarse y monitorearse en sus primeros síntomas o signos, cuando se puede lograr un tratamiento no quirúrgico, lo cual significa la identificación de los factores de riesgo del paciente. Paralelamente a esto, el desarrollo del concepto de intervención mínima se basa en reconocer los factores de inicio y progresión de la enfermedad, integrando la prevención, control y el tratamiento, incluyendo la educación del paciente.

El enfoque de una intervención mínima da fe de una filosofía preventiva, una evaluación del riesgo individualizada, diagnóstico temprano y preciso de las lesiones. En este sentido es importante resaltar que la enfermedad que más prevalece en el mundo es la caries dental, la cual se puede definir como una enfermedad infecciosa, transmisible, multifactorial, crónica y de progresión generalmente lenta1,2.

La caries dental es la patología crónica del diente más frecuente que afecta a la raza humana, una vez que se presenta, sus manifestaciones persisten a lo largo de toda la vida incluso en los casos en los cuales las lesiones son tratadas. Prácticamente no existen áreas geográficas en todo el mundo cuyos habitantes no muestren alguna prueba de caries dental; afecta a personas de ambos sexos y de todas las razas, de todos los estratos socioeconómicos y a todos los grupos de edad3.

Una vez, instaurada la lesión, las estrategias terapéuticas deben incluir soluciones no invasivas, como la remineralización, la infiltración, los sellante terapéutico y tratamientos restauradores conservadores al máximo de los tejidos sanos, donde el diseño y el alcance de los tratamientos estén definidos básicamente por el grado y la forma de la lesión de caries, para el logro efectivo de la lesión del ambiente bucal4.

Es por ello que en la actualidad; dos aspectos tienen gran importancia en el desarrollo de nuevos biomateriales: uno es el aspecto estético, es decir, que sean lo más parecido posible a las estructuras dentarias, y el segundo, la posibilidad de obtener una unión química primaria a los tejidos dentarios, de manera que, al unirse íntimamente al diente, se elimine la interfase diente-restauración, y se evite la recurrencia de caries a ese nivel. De allí la importancia de la Odontología mínimamente invasiva, la cual persigue el preservar al máximo la estructura dentaria.

A nivel mundial, diariamente se ponen en práctica técnicas novedosas para vencer los retos planteados. Por esta razón, con el fin de solucionar la base de los problemas descritos para sellar lesiones incipientes o de manchas blancas en superficies lisas y proximales, se han desarrollado enfoques actuales para prevenir la progresión de la caries, entre los cuales se puede mencionar el de la infiltración dentaria; donde los tejidos perdidos debido a la desmineralización son sustituidos incluso a profundidades importantes con el uso de resinas infiltrantes6.

El tratamiento micro invasivo se realiza utilizando como recurso la infiltración de materiales modernos de resina de baja viscosidad, los cuales pueden facilitar la restauración de cavidades con un alto nivel estético y terapéutico. Siendo el tratamiento más adecuado para lesiones tempranas de caries como las lesiones de mancha blanca en superficies lisas ya que puede retrasar los procedimientos invasivos de relleno y es más efectivo que otros métodos de prevención, con el fin de realizar un sellado marginal correcto además de disminuir y/o evitar la microfiltración marginal de lesiones incipientes en superficies lisas7.

De este modo se introducen las resinas infiltrantes, como herramientas para el tratamiento de las lesiones incipientes tanto en superficies dentarias lisas como en zonas proximales donde actúan bloqueando la progresión de la lesión de caries y estabilizando la estructura dentaria. Cabe aclarar que las terapias de infiltración estarían indicadas para lesiones de caries que no se extiendan más allá del tercio externo de la dentina.

Estas resinas son monómeros de baja viscosidad con un alto coeficiente de penetración, las cuales después de su polimerización constituye una barrera bajo la superficie adamantina que inhiben la progresión de la lesión. El uso de estos polímeros ha sido clasificado como terapia micro invasiva, ya que impiden la destrucción de tejido sano, que necesitan acondicionamiento del esmalte previo a su aplicación8,9.

Según la clasificación de Mejaré et al.10, sobre la extensión de las lesiones que se pueden tratar con el mencionado material se encuentran las siguientes: lesiones E1, donde existe radiolucidez confinada a la mitad externa del esmalte, E2 las que incluyen lesiones hasta la unión amelodentinaria, pero excluyen aquellas que van más allá de esta unión y por último las denominadas, D1 que se localizan en dentina probando radiolucidez en la dentina, rompiendo la unión amelodentinaria, pero no extendiéndose más allá del tercio externo de la dentina.

Muchas veces, ante una caries incipiente o pequeña diagnosticada radiográficamente, el profesional duda si debe vigilar o intervenir para impedir que la caries continúe avanzando. Esto es debido a que, al no poder ver la lesión de manera directa, el clínico no puede saber exactamente en qué etapa del proceso de desarrollo de la caries se encuentra la lesión. Con el fin de realizar un sellado de estas zonas cariosas de los dientes y molares cavitados, se ha desarrollado la terapia infiltrativa.

Esta terapia tiene como objetivo principal, como se mencionó en párrafos anteriores, el reemplazo del tejido duro perdido debido a la desmineralización con resinas de baja viscosidad. Este tratamiento micro invasivo, según defienden sus creadores, crea una barrera de difusión dentro de los tejidos duros que estabiliza y bloquea el avance de la caries; donde la infiltración de la estructura dentaria cumple el fin de bloquear los canales de difusión, impidiendo que los iones hidrógeno penetren en el esmalte para que, de esta manera, el diente no pierda minerales y el proceso de avance de la caries se detenga aun en presencia de ácidos.

Los beneficios de esta terapia, consiste en, tratamiento inmediato de lesiones iniciales de caries que estaban bajo vigilancia, detención del avance de la caries sin necesidad de destruir tejido dentario sano, mejoría de la estética en pacientes con manchas blancas, mayor comodidad para el paciente por no ser necesario el uso de anestesia, ni turbina o contraángulo y mejores expectativas para la conservación de la integridad dentaria por no ser necesario sacrificar tejido dentario sano7.

En 2007, Paris y Meyer-Lueckel desarrollaron una línea investigativa utilizando adhesivos convencionales con modificaciones en sus porcentajes de BISGMA, TEGDMA, HEMA y etanol, con la finalidad de mejorar la capacidad de penetración del material 11. El resultado de estas investigaciones fue la creación de una resina infiltrante comercializada con el nombre de Icon®, DMG-AMERICA (Dental Milleston Guaranted), diseñado específicamente para el tratamiento de caries incipientes, el cual es el material utilizado en esta investigación, además de ser único en este tipo de resinas que existe hasta la fecha en el mercado y no es comercializado en Venezuela.

En este sentido, se plantea como objetivo general del presente estudio: Comparar el grado de microfiltración marginal y dureza superficial de resinas infiltrantes y fluidas en lesiones de mancha blanca, a través de la realización de un estudio in vitro en unidades dentarias naturales extraídas y para el logro del mismo: Comprobar el grado de la microfiltración marginal de las resinas infiltrantes y de las resinas fluidas. Ademas, la determinacion de la micro dureza superficial a través de la realizacion de la prueba de dureza Vickers en las unidades dentarias restauradas, con resinas infiltrantes y fluidas y una vez realizado esto, constrastar los resultados obtenidos de tanto de la microfiltracion marginal como los de la microdureza superfical en la prueba Vickers entre las resinas infiltrantes y las resinas fluidas de las muestras preparadas.

Materiales y Métodos

Se realizó una investigación con un método experimental con un diseño pre-experimental, con un grupo con una sola medición, cuantitativa, explicativa, comparativa y correlacional.

La población estuvo conformada por diez (10) unidades dentarias naturales extraídas; que debían cumplir con el criterio de inclusión, de no presentar caries en las superficies vestibular y lingual o caras libres, de cada diente. La muestra constituida por 10 dientes extraídos que luego de ser restaurados, fueron seccionados en sentido mesio-distal para constituir un total de veinte (20) dientes de estudio. Es importante señalar que estos dientes recolectados fueron extraídos por motivos ortodóncicos.

Para el cumplimiento de la realización del estudio se siguió el siguiente procedimiento:

Al empezar el proceso de recolección de la muestra, cada diente fue limpiado a través de un método ultrasónico, se utilizó un Scaler Nsk®, para retirar los restos de tejidos blandos y en algunos casos cálculo dentario. Se lavaron con solución fisiológica y se sumergieron en una solución de Timol al 1% para la fijación de las estructuras dentarias, a temperatura ambiente en un envase de vidrio, con sellado hermético durante el tiempo que duró el proceso de recolección. Luego fueron retiradas y se sumergió la totalidad de las unidades dentarias en glicerina para su hidratación, de igual manera en un envase de vidrio con sellado hermético, durante 24 horas luego de culminar el período de recolección total de los especímenes.

Posteriormente se lavaron con agua destilada y fueron secados por un período de 24 horas a temperatura ambiente. Transcurrido el período de secado, se procedió a pulirlos con una pasta de piedra pómez con agua y copitas para pulir a baja velocidad. Se procedió a cerrar el foramen apical de los especímenes con gutapercha en barra color blanco (Temporary Stopping®) y una capa de cera pegajosa.

Se elaboraron dos matrices con papel de contacto, con las dimensiones y forma de la futura lesión de esmalte que se iba crear artificialmente, la cual comprendió aproximadamente un tercio de la unidad dentaria, por ambas caras del diente (vestibular y lingual). Una vez confeccionada las matrices, se procedió a adherirlas a las caras vestibular y palatina o lingual de todos los especímenes, y se pincelaron con barniz de uñas transparente (Valmy®), con tres (3) capas consecutivas por toda la superficie dentaria no cubierta por la matriz.

Concluido este procedimiento; se procedió a despegar la matriz, y se crearon artificialmente las lesiones incipientes de esmalte. Para lograr este fin, se utilizó para la desmineralización del esmalte Ácido Clorhídrico (HCL) con un pH de 1 a 0.1 N, por dos minutos a temperatura ambiente; en un volumen aproximado de 264 ml, en el Laboratorio de la Unidad Curricular de Bioquímica de la Facultad de Odontología, Universidad de Carabobo (Figura 1).

Figura 1 Preparación de muestra para la creación artificial de lesiones incipientes de mancha blanca. Laboratorio de Unidad Curricular Bioquímica, Facultad de Odontología, Universidad de Carabobo. Fuente: Toledo, Gallegos, López. (2016)
Figura 1
Preparación de muestra para la creación artificial de lesiones incipientes de mancha blanca. Laboratorio de Unidad Curricular Bioquímica, Facultad de Odontología, Universidad de Carabobo. Fuente: Toledo, Gallegos, López. (2016)

Luego se sumergieron los especímenes en solución fisiológica y glicerina por 48 horas. Una vez creadas las lesiones de mancha blanca artificialmente, se procedió a restaurar los dientes para conformar los grupos de estudio. Los restaurados con la resina infiltrante se denominaron grupo “I” y grupo “F” los restaurados con la resina fluida, constituidos por diez (10) especímenes cada uno. Es importante destacar que todos los especímenes fueron restaurados por un solo operador.

Para la restauración con las resinas infiltrantes se siguió el procedimiento siguiente: Para esto se utilizó, la resina infiltrante Icon de DMG® (Dental Milleston Guaranted). Se procedió a limpiar la superficie del esmalte con pasta de profilaxis no fluorurada y se procedió a grabar con el Icon- Etch®, por 2 minutos, enjuagálondo con la jeringa triple con spray por 30 segundos. Posteriormente se colocó la jeringa del Icon-Dry®, con una aguja en la zona grabada o acondicionada. Luego se colocó el Icon-Infiltrant®, con el aplicador de plástico rígido en la jeringa de la resina, dándole vueltas al embolo con el fin de que saliera la cantidad suficiente de resina e infiltrar, se retiraron los excesos.

Después de remover el excedente, se fotopolimerizó por 40 segundos. Una vez fotopolimerizada esta primera capa de resina infiltrante se procedió a colocar otra capa (indicaciones del fabricante). De la misma manera que se aplicó la primera capa de la resina infiltrante, se realizó la segunda. Los fabricantes consideran que no se deje pasar más de 3 minutos, entre una primera aplicación y la segunda, y que se debe esperarse sólo 1 minuto, también retirando los excedentes, y se fotopolimerizó. Finalmente, los especímenes fueron acabados y pulidos con tiras de lija, primero con grano grueso o mediano, después con grano fino o ultrafino, y se terminó con discos y otros pulidores.

Posteriormente, se procedió a la realización de las restauraciones de los especímenes del grupo “F”, con la resina fluida. El Filtek Flow Supreme ® de 3M, material restaurador fluido, el cual es una resina fluida de baja viscosidad, fotopolimerizada por luz visible, y radiopaca. Se procedió a la realización del acondicionamiento del esmalte, primero se realizó el grabado acido con ácido fosfórico durante 15 segundos. Posteriormente se lavó durante 10 segundos. La superficie dentaria se secó con aire de la jeringa triple y se aplicó el sistema de adhesivo dental, Single Bond Sistema de Adhesivo Dental® o Scotchbond Multipropósito®, se fotopolimerizó durante 10 segundos y se procedió a la aplicación de otra capa de adhesivo. Luego se restauraron los especímenes con la resina Filtek Flow Supreme®, se procedió a fotopolimerizar por 40 segundos. Una vez restaurados todos los especímenes, estos fueron sometidos al procedimiento de acabado y pulido con discos Sof-LexTM (grueso, fino y superfino) .

Al terminar las restauraciones, los especímenes fueron llevados a la Facultad de Ingeniería Mecánica de la Universidad de Carabobo, al laboratorio de Materiales L- MAT- UC, para ser sometidos a la prueba de dureza Vickers (Figura 2 y 3).

Figura 2
Figura 2
Figura 3
Figura 3
Figura 2 y 3: Prueba de dureza superficial (Vickers), realizada en L-Mat. Facultad de Ingeniería Mecánica Universidad de Carabobo. Fuente: Toledo, Gallegos, López. (2016)

Esta prueba, ha sido utilizada a escala reducida para medir la dureza de los materiales de restauración, utilizando un indentador, un diamante tallado en forma de pirámide de base cuadrada con unos ángulos entre sus caras de 136º; que se hace penetrar en el material restaurador por medio de una carga definida. El indentador produce una muesca cuadrada, cuyas diagonales se miden. Las medias de las diagonales de las cinco hendiduras iniciales y finales de cada cuerpo de prueba se transforman en número de dureza Vickers (VHN)12. Las cargas oscilan entre 1 y 120 kg dependiendo de la dureza del material estudiado. La prueba de Vickers resulta especialmente útil para medir la dureza de zonas pequeñas y de los materiales muy duros. Los datos obtenidos fueron registrados en una ficha de observación elaborada por los autores.

Una vez culminado este procedimiento, los especímenes fueron sumergidos en una solución de Azul de Metileno al 2%; durante 72 horas; en un envase de vidrio con sellado hermético a una temperatura de 36,5 ºC. Cumplidas las 72 horas; estos fueron lavados con agua y secados manualmente con un paño pequeño de tela de franela . Luego se realizó un corte transversal de los dientes, en sentido vestíbulo lingual con un disco metálico a alta velocidad, utilizando un chorro de agua contínuo, con el fin de dividir el espécimen en dos mitades, donde estaban ubicadas las restauraciones, obteniéndose así dos especímenes para ser estudiados.

Una vez concluido este procedimiento; fueron llevaron al Centro de Investigaciones Médicas y Biotecnológicas de la Universidad de Carabobo (CIMBUC), dependencia especializada, que se encarga del estudio morfológico de muestras de células, tejidos y órganos, donde cada una de las unidades dentarias segmentadas, fueron observadas, fotografiadas y analizadas detalladamente a través de la utilización de microscopía óptica estereoscópica (Figuras 4 y 5).

Figura 4
Figura 4
Microfiltración Marginal de las Resinas Infiltrantes, Grado 0. Estereomicroscopia, CIMBUC, Universidad de Carabobo. Fuente: Toledo, Gallegos, López. (2016)
Figura 5
Figura 5
Microfiltración Marginal de las Resinas Fluidas, Grado 3. Estereomicroscopia, CIMBUC, Universidad de Carabobo. Fuente: Toledo,Gallegos, López .(2016)

Los datos fueron registrados en el instrumento destinado para tal fin, siguiendo los parámetros planteados en la clasificación de Lee 13. Esta escala no, es más, que una escala de estimación, para registrar la microfiltración marginal de la siguiente manera: Grado 0: No hay evidencia de penetración del tinte. Grado 1: Penetración de la tinción hasta la unión esmalte- dentina. Grado 2: Penetración de la tinción hasta la mitad de la cámara pulpar. Grado 3: Penetración de la tinción más allá de la mitad de la cámara pulpar. Los resultados fueron registrados.

Resultados

Los resultados obtenidos en la presente investigación fueron analizados a través de la utilización del paquete estadístico SPSS versión 19.0; para ambiente Windows. Realizándose una estadística descriptiva de frecuencias absolutas y porcentajes y una estadística inferencial utilizando las pruebas de U de Mann-Whitney para analizar la microfiltración marginal y la prueba Kolmogorov-Smirnov para correlacionar la dureza superficial; con un nivel de confiabilidad de un 95 % y un error muestral de p= 0.05.

Gráfico 1. Diagrama de barras simples correspondiente a las frecuencias del grado de microfiltración marginal en los dientes naturales extraídos restaurados con resina infiltrante en lesiones de mancha blanca. Fuente: Toledo, Gallegos, López. (2016)
Gráfico 1. Diagrama de barras simples correspondiente a las frecuencias del grado de microfiltración marginal en los dientes naturales extraídos restaurados con resina infiltrante en lesiones de mancha blanca. Fuente: Toledo, Gallegos, López. (2016)

Se puede apreciar que el 90%, de las unidades dentarias naturales extraídas restauradas con resina infiltrante en lesiones de mancha blanca, presentaron grado 0 de microfiltración marginal, es decir en 9 de cada 10 de los especímenes en donde se empleó resina infiltrante no hubo penetración de tinte; el 10% restante evidenció penetración del tinte hasta la unión esmalte – dentina, un grado de microfiltarción marginal igual a 1.

Gráfico 2. Diagrama de barras simples correspondiente a las frecuencias del grado de microfiltración marginal en unidades dentarias naturales extraídas restauradas con resina fluida en lesiones de mancha blanca. Fuente: Toledo, Gallegos, López. (2016)
Gráfico 2. Diagrama de barras simples correspondiente a las frecuencias del grado de microfiltración marginal en unidades dentarias naturales extraídas restauradas con resina fluida en lesiones de mancha blanca. Fuente: Toledo, Gallegos, López. (2016)

Se observó el 80%, de los dientes naturales extraídos restaurados con resina fluida en lesiones de mancha blanca presentaron grado 1 de microfiltración marginal, el 10%, grado 2 o sea hubo penetración de tinte hasta la unión esmalte -dentina y el 10% restante evidenció penetración del tinte más allá de la cámara pulpar.

En relación a los resultados de la prueba de dureza Vickers, el 20%, de las unidades dentarias naturales extraídas restauradas con resina infiltrante en lesiones de mancha blanca presentaron una dureza superficial de 191,83 gr/mm2; el mismo porcentaje, 20%, se observa para las durezas superficiales 190,81 gr/mm2; 190,2 gr/mm2 y 189,11 gr/mm2. De donde el promedio de dureza superficial para el grupo de unidades dentarias naturales extraídas restauradas con resina infiltrante es de 190,8 gr/mm2, notándose que los valores de dureza superficial de los especímenes se dispersan alrededor de este promedio en 1,52 gr/mm2.

El 50%, de los dientes naturales extraídos restaurados con resina fluida en lesiones de mancha blanca, presentaron una dureza superficial, según la prueba de dureza Vickers, de 120,2 gr/mm2; seguidamente se observa 20% de especímenes cuya dureza superficial fue de 121 gr/mm2. Asimismo, el promedio de dureza superficial para el grupo de dientes naturales extraídos restaurados con resina fluida es de 120,5 gr/mm2 y estos valores se dispersan alrededor de este promedio en 0,77 gr/mm2.

Los resultados del procedimiento obtenido con la prueba de U de Mann-Whitney, arrojaron que los dientes restaurados con resina infiltrante mostraron un grado de microfiltración marginal significativamente menor que el presentado por los dientes restaurados con resina fluida, con un p= 0,001, lo cual representa una diferencia estadísticamente significativa.

Los resultados del análisis relativos a la dureza superficial en los dientes naturales extraídos restaurados con resina infiltrante o fluida en lesiones de mancha blanca, a través de la prueba estadística Kolmogorov-Smirnov, arrojaron que las diferencias entre las dos funciones son estadísticamente significativas, de donde se puede aseverar en el contexto estudiado que la resina infiltrante proporciona mayor dureza superficial en comparación con la resina fluida y que la dureza superficial depende del uso de resina infiltrante o fluida; con un p-valor asociado igual a 0,000 .

Discusión

En la actualidad, en la Odontología contemporánea, se introduce como tratamiento la infiltración de un material resinoso en las lesiones de caries; como un novedoso y prometedor enfoque para el tratamiento odontológico micro-invasivo. El tratamiento micro-invasivo de las lesiones de caries por la infiltración de resina puede retrasar los procedimientos invasivos de relleno más efectivamente que otros métodos de prevención (higiene bucal, aplicación tópica de geles fluorados ), como lo explica Paris et al .14, ya que en estudios in vitro, este material ha demostrado una alta propiedad de resistir a la microfiltración marginal ya que impide el paso de sustancias en la interfase material estructura dentaria, resultados similares a los obtenidos y demostrado en la presente investigación; al igual que la opinión de Marró et al.15, los cuales afirman que este sistema penetra en los tejidos afectados con la utilización una resina de baja viscosidad fotopolimerizable (infiltrante), sin necesidad de la apertura mecánica de la cavidad.

Así como también, las pruebas de microdureza superficial son empleadas para determinar la dureza de los materiales dentales, todas ellas basadas en la capacidad del material para resistir la penetración de una punta de diamante con una carga específica y tiempo predeterminado. El término más exacto es el de prueba de dureza de micro indentacion, debido a las bajas cargas que los indentadores transportan. La micro indentaciones utilizadas para cuantificar, el valor numérico de la prueba Vickers, son adecuadas para medir la dureza de la estructura del diente por su capacidad para medir la dureza de materiales muy finos y en regiones pequeñas, así como de los materiales odontológicos utilizados la restauración de las mismas.

El uso de resinas fluidas para la infiltración de lesiones de superficie lisa del esmalte puede ser una alternativa prometedora a las comunes estrategias de remineralización y tratamiento quirúrgico. Es así, como el sellado o la infiltración en lesiones bucales con resinas infiltrantes, constituye una estrategia para dificultar la desmineralización de las lesiones cariosas y en las lesiones de caries no cavitadas; conduce a la detención de la progresión de la lesión.

La microfiltración se considera un problema considerable, propio del uso de los materiales dentales restauradores en general, pero en las restauraciones con resinas es aún mayor debido a las propiedades intrínsecas de las mismas. La microfiltración es el paso de bacterias, fluidos, moléculas y/o iones entre la pared cavitaria y el material restaurador colocado. Esta microfiltración puede verse agravada por los cambios de temperatura que se producen en la boca, debido a los diferentes coeficientes de expansión térmica de los tejidos dentales, lo que afecta directamente al material restaurador.

Es por ello que en esta investigación es importante resaltar que el análisis de los resultados relativos al grado de microfiltración marginal según el tipo de resina empleada, infiltrante o fluida, analizados inferencialmente, revelaron que la diferencia observada entre las dos medias de rangos de acuerdo al tipo de resina empleada son estadísticamente significativas por lo tanto se puede afirmar que, el grado de microfiltración marginal en lesiones de mancha blanca en unidades dentarias naturales extraídas es diferente en los dos grupos estudiados, y en consecuencia aseverar que las unidades dentarias extraídas restauradas con resina infiltrante presentaron un grado de microfiltración marginal significativamente menor que el grado de microfiltración marginal presentado por las unidades dentarias extraídas restauradas con resina fluida ,al igual que los resultados obtenidos por Soviero et al .16 y De Oliveira17, que demostraron en sus estudios: que el tratamiento con Icon® es efectivo para inhibir la desmineralización; debido a que los caminos de difusión para los ácidos cariogénicos son bloqueados y las lesiones son selladas al poseer un alto grado de penetración y de eficiencia para controlar la microfiltración marginal.

Algunos autores reportan en sus investigaciones que el tratamiento de caries incipientes con resinas infiltrantes ha demostrado ser una opción viable tanto "in vitro" como "in vivo", ya que como material restaurador poseen un alto grado de la microdureza superficial y con su uso se logra un sellado efectivo de las microporosidades del esmalte sub superficial, evitando así la progresión de la lesión 18,22.

Así mismo, otros autores como Barboza y su grupo de trabajo23, aseveran que este tratamiento crea una barrera de difusión dentro de los tejidos duros que estabiliza y bloquea el avance de la caries ya que el tratamiento no se basa en la eliminación del esmalte displásico, sino se trata del enmascaramiento del esmalte poroso con una resina hidrófoba la cual tiene un índice de refracción próximo al índice esmalte, sin tocar el tejido sano y sin necesidad de realizar una preparación cavitaria.

En la presente investigación, las muestras fueron sometidas a la prueba de microdureza Vickers, evidenciando una diferencia altamente significativa en los resultados obtenidos ya que la resina Icon ®presentó mayores valores de microdureza superficial que la resina fluida Filtek-Flow Supreme ® en similitud con los resultados del estudio de Paris et al.24, donde estos autores; evaluaron in vitro la progresión de la lesión y la microdureza en dos resinas de baja viscosidad, evaluando la profundidad de la infiltración de las lesiones y la dureza Vickers (VHN).

Es importante señalar que estos autores, encontraron diferencias altamente significativas en la profundidad de la infiltración y la microdureza en aquellos grupos que recibieron una aplicación respecto al control y las lesiones infiltradas dos veces mostraron una VHN más alta comparada con aquellas infiltradas una sola vez (p>0.05).

Estos resultados son coincidentes con los del presente estudio respecto a la microdureza superficial Vickers, ya que con la doble aplicación del Icon® se demostró en esta investigación que se puede lograr una restauración óptima; que posea las propiedades que brinda este material. Además, estudios in vitro como el presente, han demostrado que con la doble aplicación de Icon®, se logra una mayor microdureza y resistencia a la desmineralización de la lesión tratada, como análogamente lo aseveran Cedillo y Cedillo25; con resultados similares a los obtenidos en el presente estudio, cuyo porcentaje más alto de dureza Vickers fue de191,83 gr/mm2.

De la misma manera, el tiempo de aplicación es de gran importancia, ya que se ha demostrado in vitro, que el aplicar la resina por 3 minutos , esta aumenta su coeficiente de penetración como lo evidenciado en esta investigación y la de Cabrera 26 que enuncia: Con el uso del Icon ®se consiguen buenos resultados cuando se siguen las indicaciones del fabricante, permitiendo el sellado hermético de los primas de esmalte desmineralizado evitando que las lesiones cariosas incipientes avancen y comprometan la estructura dental.

Dentro de este contexto, es importante mencionar que los valores de microdureza de esmalte sano informados por la literatura son de 320 a 400 HV (unidades Vickers)27,28 y los obtenidos en el presente estudio mostraron en las restauraciones con infiltrantes un valor promedio de 190.8 HV; que al compararlo con el esmalte sano se puede considerar como un material restaurador que confiere una propiedad excelente, ya el valor obtenido representa más de la mitad del que posee el esmalte sano.

Es por ello que se debe reflexionar, que la clave del sistema Icon®, posiblemente no solo se debe a los componentes de la resina en sí, sino a la técnica utilizada y al procedimiento que se sigue; cuando se restauran las lesiones con este material es importante recalcar, que cuando se realiza el acondicionamiento previo en el esmalte ,se coloca ácido clorhídrico al 15% por 120 segundos, lo cual permite una mayor penetración del producto y esto probablemente; es lo que hace la diferencia al compararlo con la técnica utilizada en la resina fluida Filtek Supreme®, en la cual se utiliza ácido ortofosfórico al 37% por 30 segundos .Otra diferencia entre las técnicas , radica en el hecho del uso de Icon Dry (99% etanol), ya que con su con su utilización, se incrementa la capacidad de penetración del infiltrante, porque este, tienen la propiedad de lograr una disminución de la viscosidad del material y también del ángulo de contacto entre el mismo y las paredes de la cavidad a restaurar, sea menor 29,30.

Los resultados obtenidos permiten asegurar que el material ingresa a la superficie desmineralizada, disminuyendo con ello el riesgo de caries secundaria como producto de la baja viscosidad y la fluidez del material, aumentado esto con el uso del etanol, como se mencionó anteriormente, permitiendo que éste penetre y se consolide con la superficie afectada, tras el proceso desmineralizador, impidiendo que el esmalte desmineralizado termine cavitándose, obliterando la entrada de los prismas, provocando un efecto de sellado de la superficie que continua avanzando en su recorrido, provocando un efecto de sellado de la superficie lisa afectada por la mancha blanca.

De forma análoga Paris et al.14, evaluaron la micro-dureza y pérdida de minerales de lesiones del esmalte después de la infiltración con diversas resinas y sus resultados revelaron que la resina infiltrante, aumentó significativamente la micro-dureza y redujo la progresión de la lesión en comparación con las lesiones artificiales tratadas con los infiltrantes en experimentación.

Así mismo, es conocido que las resinas fluidas presentan menor cantidad de material inorgánico lo cual ocasiona; que presenten una menor microdureza frente a las resinas compuesta como lo sostienen Paris et al 9. Evidenciando esto con los resultados obtenidos con Filtek-Flow Supreme ®. No obstante, se desconocen porcentajes de la cantidad de material inorgánico en la resina Icon®, lo que no permite relacionar esta propiedad con la concentración de material inorgánico. Al comparar las resinas infiltrantes con las fluidas los resultados en esta investigación se mostraron resultados similares.

Conclusiones

Una vez analizados los resultados y habiéndose cumplido con el propósito de esta investigación se puede concluir lo siguiente:

  • Utilizando la técnica no invasiva para las lesiones iniciales de caries con las resinas infiltrantes, quedo demostrado que el Icon® es eficaz en el sellado de la porosidad de las lesiones, pues hubo un alto porcentaje de sellado marginal en óptimas condiciones. Por ello este tratamiento debe ser propuesto para inhibir la desmineralización del tejido dentario debido a que con su uso se sellan los caminos de difusión para los ácidos cariogénicos, ya que estos son bloqueados y las lesiones se sellan. Por tanto, la técnica de infiltración puede ser considerada como segura y un tratamiento eficaz para reducir la progresión de la lesión inicial de caries en superficies libres, como se demostró en esta investigación.
  • Teniendo como base esta experiencia, se puede inferir que este material puede ser utilizado para la técnica MIT, ya que con ello se logra un buen sellado marginal y una excelente dureza superficial, además, se también se pude inferir que al puede utilizado en el esmalte sano o con lesiones iniciales de erosión para prevenir e inhibir la progresión erosiva.
  • El uso de las resinas infiltrantes es un tratamiento adecuado para enmascarar lesiones de mancha blanca, como mostraron los resultados de la presente investigación ya que el material demostró una dureza superficial superior a la de las resinas fluidas y un aspecto estético excelente, ya que se logró un enmascaramiento muy notorio de las lesiones sin el uso de una preparación operatoria invasiva.
  • La infiltración de la resina mejora significativamente la micro-dureza y la resistencia de la estructura dentaria ocasionada por la desmineralización de las lesiones cariosas iniciales del esmalte; por lo que estos efectos mejoran significativamente, si se aplican dos veces las resinas infiltrantes.

Referencias bibliográficas

  1. Keyes PH. The infectious and transmissible nature of experimental dental caries. Findings and implications. Arch Oral Biol. 1960; 1: 304-20.
  2. Caufield PW. Dental caries – A transmissible and infectious disease revisited: A position paper. Pediatr Dent. 1997; 19(8): 491-8.
  3. Altarabulsi MB, Alkilzy M, Petrou MA, Splieth C. Clinical safety, quality and effect of resin infiltration for proximal caries. Eur J Paediatr Dent. 2014;15(1):39-44.
  4. Baelum V, Fejerskov O. Carioes diagnosis: a mental resting place on the way to intervention. En: Fejerskov O, Kidd E. The disease and its clinical management. 1 ed. Copenhagen: Blackwell Munksgaard: 2003: 101-10.
  5. Ada Council on Scientific Affairs. Direct and indirect restorative materials. JADA, (2003);134:463-72.
  6. Paris S, Meyer-Lueckel H, Keilbassa AM. Resin infiltration of natural caries lesions. J Dent Res. 2007; 86(7): 662-6.
  7. Lasfargues JJ, Bonte E, Guerrieri A, Fezzani L. Minimal intervention dentistry: Part 6. Caries inhibition by resin infiltration. Br Dent J. 2013; 214(2):53-9.
  8. Paris S, Meyer-Lueckel H. Infiltrants Inhibit Progression of Natural Caries Lesions in vitro. J Dent Res. 2010; 89:1276-80.
  9. Paris S, Meyer-Lueckel. Masking of labial enamel white spot lesions by resin infiltration--a clinical report. Quintessence Int. 2009;40(9):713-8.
  10. Mejàre I, Källest l C, Stenlund H. Incidence and progression of approximal caries from 11 to 22 years of age in Sweden: A prospective radiographic study. Caries Res. 1999;33(2):93-100.
  11. Paris S, Meyer-Lueckel H, Cölfen H, Kielbassa AM. Resin infiltration of artificial enamel caries lesions with experimental light curing resins. Dent Mater. 2007;26(4):582-8.
  12. Buehler C. Tables for Knoop and Vickers hardness numbers. 1900. USA.
  13. Lee YC, Yang SF, Hwang YF, Chueh LH, Chung KH. Microleakage of endodontic temporary restorative materials. J Endod. 1993;19(10):516-20.
  14. Paris S, Meyer-Lueckel H, Mueller J, Hummel M, Kielbassa AM. Progression of sealed initial bovine enamel lesions under demineralizing conditions in vitro. Caries Res. 2006;40(2):124-9.
  15. Marró M, Cabello R, Rodríguez G, Mustakis A, Urzúa I. Tratamiento de lesiones de caries interproximales mediante el uso de infiltrantes, Rev. Clin. Periodoncia Implantol. Rehabil. Oral .2011; 4(3); 134-137.
  16. Soviero V, Paris S, Leal S, Azevedo R, Meyer-Lueckel H. Evaluación de Caries Infiltración después de diferentes tiempos de aplicación en los molares primarios. Estudio Ex vivo. Caries Res. 2013; 47:110–116.
  17. De Oliveira G. Uso de resina infiltrante en esmalte sano y con lesión inicial de erosión sometido a desafío erosivo in vitro. Universidad de Sao Pablo, Brasil. 2013.
  18. Gugnani N, Pandit K, Gupta M, Josan R. Caries infiltration of noncavited white spot lesions: A novel approach for inmediate esthetic improvement. Contemporary Clinical Dentistry. 2012; 3:199-202.
  19. Gutiérrez B, Planells P. Actualización en odontología mínimamente invasiva: remineralización e infiltración de lesiones incipientes de caries. Cient Dent. 2010; 7:183-91.
  20. Nobrega D, Kaminsky E, Finkelman M, Kugel G. Unique treatment of early caries and white spot lesions. J Dent Res. 2010; 89:22-25.
  21. Paris S, Hopfenmuller W, Meyer-Lueckel H. Resin Infiltration of Caries Lesions: An Efficacy Randomized Trial. J Dent Res. 2010; 89:823-6.
  22. Swift EJ, Heymann HO, Perdigão J. Bonding to enamel and dentin: A brief history and state of the art, 1995. Quintessence Int. 1995; 26:95-110.
  23. Barboza A, Machado L, Salomão F, Franco L, Sundfeld R, Fagundes T. Uso de resina infiltrante para tratamento de lesões de mancha branca. Rev Odontol UNESP. 2014;43(En Especial):84.
  24. Paris S, Schwendicke F, Seddig S, Müller WD, Dörfer C, Meyer-Lueckel H. Micro-hardness and mineral loss of enamel lesions after infiltration with various resins: influence of infiltrant composition and application frequency in vitro. J Dent. 2013;41(6):543-8.
  25. Cedillo J, Cedillo JE. Resinas Infiltrantes, una novedosa opción para las lesiones de caries no cavitadas en esmalte. Revista adm. 2012; lxix. (1):38-45.
  26. Cabrera VY, Guerrero WR, Aguilar J, Cedeño A, Armas A. Resinas infiltrantes aplicadas sobre superficies de esmalte dental afectado con caries incipiente: Estudio con Microscopio Electrónico de Barrido. Revista Facultad de “ODONTOLOGÍA”. 2016; 18(1): p. 73-82.
  27. Craig RG. The microhardness of enamel and dentin. J Dent Res 1958; 17:661-8.
  28. Ryge G, Foley D, Fairhurst C. Micro-indentation Hardness. J Dent Res. 1961;40: 1116-26.
  29. Martignon S, Castiblanco A, Zarta O. Sealing and Infiltration of Initial Approximal Caries Lesions as an Alternative for Operative Treatment. Literature Review. Univ Odontol. 2011; 30:51-61.
  30. Subramaniam P, Girish Babu KL, Lakhotia D. Evaluation of penetration depth of a commercially available resin infiltrate into artificially created enamel lesions: An in vitro study. J Cons Dentistry. 2014; 17:146-9.