PUBLICIDAD  
  Venezuela, 23 de Junio de 2018

 Home
 Autoridades
 Editorial
 Ediciones publicadas
 Normas de Publicación
 Tarifas de Publicidad
 Contáctenos





Desarrollado por:


Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
Imprimir este Artículo Recomendar este Artículo Este Artículo no tiene versión en PDF Tamaño de letra pequeña Tamaño de letra mediana Tamaño de letra grande

Trabajos Originales:
TRES VARIABLES PSICOSOCIALES EN EL DOLOR CRONICO BUCOFACIAL - SEGUNDA PARTE
HOME > EDICIONES > VOLUMEN 41 Nº 3 / 2003 >

<< PAGINA ANTERIOR

RESULTADOS DE LAS ESCALAS

Tabla No 4 . Variables Psicosociales.

 

N

Mínimo

Máximo

Media

Desviación Standar

Edad en años

50

15

76

33.24

13.88

Afrontamiento emocional funcional

50

.63

2.75

1.5150

.4599

Afrontamiento de búsqueda de apoyo instrumental y emocional

50

.25

3.00

1.7000

.6488

Afrontamiento directo y reevaluación

50

.75

3.00

1.8225

.5007

Afrontamiento emocional no funcional

50

.00

2.00

1.1840

.4569

Afrontamiento de negación e indefensión

50

.00

2.00

.8267

.4960

Afrontamiento de emisión de conductas adictivas

50

.00

.67

.1867

.2348

Afrontamiento de búsqueda de apoyo religioso

50

.00

3.00

1.5800

.8229

Afrontamiento de liberación mental

50

.00

2.00

.8133

.5760

Locus de control interno

50

2.25

6.00

4.8225

.6921

Locus de control externo otros poderosos

50

1.13

4.38

2.4250

.8500

Locus de control externo azar

50

1.63

4.63

2.8050

.8195

Apoyo social de amigos

50

.00

3.00

2.3200

.9988

Apoyo social de personas cercanas

50

1.00

4.00

3.1600

.9337

Apoyo social de familia

50

2.00

6.00

4.9400

1.2357

Apoyo social general

50

1.00

6.00

4.4800

1.1110

Opiniones acerca del apoyo social

50

.00

5.00

2.7200

1.1613

Apoyo Social Total

50

6.00

23.00

17.6200

3.8856

Valid N (listwise) 50        

En la tabla No. 4, reseñamos los factores sobresalientes o significativos para poder hacer el análisis descriptivo, mientras que en el anexo No. 6, hemos colocado los resultados de cada una de las escalas, de forma tal que cada uno de los cincuenta pacientes respondió a tres escalas o cuestionarios, la cifra total de cuestionarios respondidos es de 150. Cada paciente aparece con la escala y el número de items respectivos para cada instrumento psicométrico.

La tabla No. 4 nos permite un análisis de las respuestas obtenidas en cada una de las variables estudiadas:

En el cuestionario de afrontamiento, observamos en primer lugar que ante la situación de dolor, los pacientes presentan los mayores puntajes en el afrontamiento directo y la reevaluación (M = 1.82; D.S.= 0.50), búsqueda de apoyo instrumental y emocional (M = 1.70; D.S.= 0.65), búsqueda de apoyo religioso (M =1.58- D.S.= 0.82) y afrontamiento emocional funcional (M= 1.52; D.S.= 0.46).

Así mismo, los puntajes que revelaron menor frecuencia estuvieron en la emisión de conductas adictivas (M = 0.19; D.S.= 0.23), liberación mental (M= 0.81; D.S.= 0.58), negación e indefensión (M= 0.83; D.S.= 0.50) y afrontamiento emocional no funcional (M= 1.18; D.S.= 0.46). Los resultados indican que los pacientes tienen principalmente afrontamiento dirigido al problema, seguido por el afrontamiento dirigido a la emoción y poco afrontamiento no funcional. Puede existir poca tendencia a el aumento de las relaciones sociales en las respuestas obtenidas, no es de extrañar este resultado, porque todos los pacientes ya habían acudido aunque sea una vez a la facultad a solicitar ayuda por su problema de dolor, es decir han establecido relaciones de apoyo.

En cuanto a la escala Levenson de locus de control se observa el mayor puntaje en el locus de control interno (M= 4.82; D.S.= 0.69); seguido por el locus de control externo de a-zar (M= 2.81; D.S.= 0.82), y finalmente el locus de control externo de otros poderosos (M= 2.41; D.S.= 0.85). Por lo tanto, el grupo de pacientes evaluados considera que las consecuencias de los actos de su vida y lo que les sucede depende principalmente de sus actos. Sin embargo, los puntajes obtenidos en las dimensiones de externalidad se deben tomar en cuenta, especialmente el hecho de que los pacientes dan más poder al azar que a otros poderosos cuando piensan que las situaciones no dependen de ellos.

En cuanto al cuestionario de apoyo social se obtuvieron los siguientes resultados: en el apoyo social de amigos se refleja que los pacientes si perciben tener apoyo (M= 2.32; D.S.=1.00), dado que el rango de respuesta es de 0 a 3 y el valor obtenido es más cercano al rango superior. Hay que recordar que este cuestionario es de escala dicotómica de si o no y por lo tanto el resultado depende de las respuestas positivas en distintos ítems acerca del apoyo. En el caso del apoyo social de personas cercanas los pacientes estos también perciben recibir apoyo de las personas que los rodean (M= 3.16; D.S.= 0.93) dado el rango de respuesta de 0 a 4. Con respecto al apoyo social de la familia de nuevo se observa una percepción de apoyo por parte de sus familiares (M= 4.94; D.S.= 1.24) ya que el rango para responder es de 0 a 6. Igualmente, es el resultado obtenido en el apoyo social general (M= 4.48; D. S.= 1. I 1) cuyo rango también es de 0 a 6.

ANÁLISIS DE CORRELACION ENTRE LAS VARIABLES
Según los resultados obtenidos en los análisis de correlación, observamos distintas asociaciones entre las variables psícosociales estudiadas en este grupo de pacientes con dolor crónico bucofacial:

Se encontraron correlaciones negativas (inversas) entre la emisión de conductas adictivas y tres dimensiones del apoyo social: el apoyo social total (r = -0.34; p < 0.05), el apoyo social de familia (r = -0.31; p < 0.05) y las opiniones acerca del apoyo social ( r = -0.35; p < 0.05). Es decir que a mayor apoyo social menos conducta de afrontamiento evasivas y adictivas en los pacientes de la muestra con dolor crónico bucofaciaI.

Por otra parte, se obtuvieron correlaciones positivas (directas) entre el locus de control interno y el afrontamiento directo y reevaluación (r = 0.33; p < 0.05) así como con el afrontamiento emocional funcional (r = 0.36; p < 0.05). De forma tal que los pacientes de la muestra con dolor crónico bucofacial al tener mayor grado de internalidad, serían mayores las posibilidades de desplegar estrategias de afrontamiento para buscan solucionar el problema y calmar o expresar las emociones de forma adecuada.

Finalmente, se encontraron correlaciones positivas (directas) entre las conductas de afrontamiento a la negación e indefensión con los locus de control externos de azar (r = 0.28; p < 0.05) y otros poderosos (r = 0.28; p < 0.05). Según esto, a medida que aumenta la externalidad hacia el azar o hacia otros poderosos en los pacientes de la muestra con dolor crónico bucofacial aumentan las respuestas de afrontamiento de negación e indefensión.

DISCUSIÓN
Historia Clínica
De los cincuenta pacientes seleccionados que padecen dolor crónico bucofacial, la menor edad es 15 años, lo cual indica que ningún niño con esta patología se ha presentado durante este período en estos servicios, de lo que pudiera deducirse que este tipo de patología está relacionada con la historia de los factores psicológicos del paciente, coincidiendo con las investigaciones realizadas por McCraken L. M. y colbs., 199929 quienes relacionan esta patología con dimensiones conductuales propias de los adultos, por otra parte el hecho de tener sólo el 32% de los paciente por encima de los 40 años pareciera indicar que esta patología no se incrementa con la edad.

Realizaremos la discusión siguiendo los hallazgos encontrados en la historia clínica breve, la entrevista, los resultados de las escalas y los resultados de la correlación de las tres escalas.

Historia Clínica
De los cincuenta pacientes seleccionados que padecen dolor crónico bucofacial, la menor edad es 15 años, lo cual indica que ningún niño con esta patología se ha presentado durante este período en estos servicios, de lo que pudiera deducirse que este tipo de patología está relacionada con la historia de los factores psicológicos del paciente, coincidiendo con las investigaciones realizadas por McCraken L. M. y colbs., 199929 quienes relacionan esta patología con dimensiones conductuales propias de los adultos, por otra parte el hecho de tener sólo el 32% de los paciente por encima de los 40 años pareciera indicar que esta patología no se incrementa con la edad.

En cuanto al 96% de genero femenino, que refleja las historias clínicas, pudiera coincidir con los trabajos de Chesney, M. y Darbes, I. 199810, donde señalan que a las clínicas del dolor concurren más mujeres que hombres; es importante señalar que los servicios de los cuales se extrajo la muestra están fuera del servicio de protección de los trabajadores quienes deben acudir con obligatoriedad al Servicio del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, único ente reconocido por la legislación laboral, con lo cual a los servicios mencionados acuden: estudiantes, amas de casas y desempleados, por lo tanto explica que el 46% corresponda a estudiantes y amas de casa.

Llama la atención que el 80% de los pacientes estudió hasta la secundaria y en consecuencia culturalmente están en capacidad tanto de informar con cierta precisión la sintomatología de la patología y a la vez seguir las indicaciones.
Entrevista.

El 72,72% de los paciente reportó no haber tenido un dolor similar antes de padecer la enfermedad actual y si además señalamos que el 77,27% negó tener familiares cercanos con el mismo tipo de dolor estaríamos frente a una patología que no es recurrente, ni mucho menos es una patología con tendencias hereditarias. Por otra parte, si sumamos el 54,5% de los pacientes que reportó sentirse afectados al comer y el 36,4% en el dormir, tendríamos una coincidencia con las investigaciones de Goosens-Marielle, E.J.B. y cols. 199915 quienes señalan la relación entre el dolor crónico y los niveles de incapacidad en la vida diaria e igualmente con los trabajos de Lin, C en 199827 quien señala la repercusión del dolor crónico en la vida cotidiana.

Es significativo que sólo el 2,3% de los pacientes reportó que el dolor le impedía cepillarse los dientes y realizar actividades visuales de entretenimiento, por lo tanto este bajo porcentaje nos indica que el dolor crónico bucofacial, no interfieren en el mantenimiento de los hábitos de higiene dental.

Frente a la pregunta ¿que hace para mitigar el dolor? La respuesta de mayor puntaje (24%) fue tomar analgésico, además coincide con los tratamientos recibidos `por el 63,6% de los paciente de parte de los facultativos, explicable por el desarrollo y el éxito que han tenido los fármacos para combatir el dolor coincidiendo con las investigaciones señaladas por Brannon, L. y Feist, J. (2001)6.

Es importante señalar que el 18.9% busca relajarse o practica técnicas de relajación para mitigar el dolor, porcentaje que a nuestro juicio demuestra una aceptable difusión de estas técnicas.

El 61,4% de los pacientes reportó el uso de férulas, con lo cual queda evidenciado el aporte de las ciencias odontológicas, como señala Austin, D.G. 19972 en su investigación, en donde afirma que esta patología es un reto para la profesión dental.

Finalmente el hecho de que el 36,4% reportó el estrés como la causa de su dolor coincide con las investigaciones reseñadas por Buendía, J. 19997 en las cuales se puede concluir el papel protagónico que juega en esta patología, los factores estresantes a que está sometido un sujeto en su vida cotidiana.

Las Escalas o cuestionarios de las tres variables
En el cuestionario de afrontamiento, en nuestra investigación, el mayor puntaje es el afrontamiento directo,(M = 1.82; D.S. = 0.50), lo cual indica que estos pacientes dirigen su afrontamiento a la resolución del problema, coherente con el obtenido en las conductas adictivas porque éstas tuvieron la menor frecuencia (M = 0.19; D.S. = 0.23), coincidiendo con los trabajos de Schwatz, S. M. en 199748, además a este tipo de sujeto de acuerdo con las investigaciones realizadas por Morley S. y cols. En 199930 se les atribuye un buen pronóstico si se les proporcionan estrategias en la aplicación de tratamientos cognitivos-conductuales, uno de los elementos que pudiera explicar esta condición es el nivel de escolaridad de los sujetos.

En cuanto a la escala de Levinson de locus control, en nuestra investigación, el mayor puntaje es el de locus control interno (M = 4.82; D.S. = 0.69) que de acuerdo con las investigaciones realizadas por Burton, H. J. y cols. en 19988, tienen buen pronóstico para recuperar su calidad de vida. El lucus control externo de azar le sigue en segundo lugar (M = 2,81; D.S. = 0.82), lo cual debe tomarse en cuenta ya que los pacientes que dan más poder al azar que a otros poderosos, cuando piensan que las situaciones no dependen de ellos, son más difíciles de intervenir que los pacientes externos hacia otros poderosos como reseñan en sus investigaciones Romero, O. y Pérez, I. en 198543 esta consideración fue planteada por el propio Levinson, H. 197326, en el sentido de que los individuos que creen estar controlados por otros poderosos, tienen mas probabilidades de convertirse en individuos de control interno.

En cuanto a la escala de apoyo social, es necesario resaltar que en nuestra investigación los sujetos perciben tener apoyo de sus amigos (M = 2.32; D.S. = 1.00) y en consecuencia de acuerdo con las investigaciones de Kaplam, A. S. 199222 estos pacientes estarían en disposición de responder más exitosamente a la recuperación de su salud.

Si bien en nuestra investigación no incorporamos la variable estado civil, se observa que los pacientes perciben apoyo social de las personas que los rodean (M = 3.16; D.S. = 0.93) y de sus familiares (M = 4.94; D.S. = 1.24). Llama la atención que en el caso de las opiniones acerca del apoyo social, los resultados sean contrarios (M= 2.72; D.S.= 1. 16) debido a que el promedio obtenido está cerca de la mitad del rango de respuesta de 0 a 5. Según estos resultados los pacientes con dolor perciben recibir apoyo social pero no parece importarles tanto si tienen este apoyo o no. Por otro lado, al evaluar el apoyo social total que incluye todas las dimensiones del cuestionario (M= 17.62, D.S.= 3.89), se observa que a grandes rasgos el apoyo social total es moderado, dado el rango de respuesta de 0 a 24, con lo cual, si tomamos las investigaciones de Wills, T. 199854, deberíamos ampliar la investigación hasta describir el apoyo funcional que incluye apoyo emocional, información o consejo y compañía, así como ayuda económica, que son aspectos asociados a la salud.

Correlaciones de las tres variables psicosociales
Las correlaciones positivas (directas) entre el locus control interno y el afrontamiento directo y reevaluación (r = 0.33; p < 0.05), así como el afrontamiento emocional funcional (r = 0.36; p < 0.05), nos indican, que los pacientes de la muestra con este tipo de patología, al tener un grado mayor de internalidad, tendrán mas posibilidades de encontrar estrategias y buscar soluciones al problema y calmar o expresar las emociones en forma adecuada, coincidiendo con los trabajos de Weiner, B. (1995)54, los cuales afirman la importancia de las variable de afrontamiento y sus correlatos con el locus control para atender la resolución de problemas vinculados al estrés y al dolor crónico bucofacial, por lo cual afirmamos que el locus de control interno es un factor protector para estas personas.

Estos resultados sugieren que el estrés psicológico puede ser una barrera para el logro positivo de los pacientes, al reducir la constancia al tratamiento.

La otra correlación positiva (directa) encontrada en nuestra investigación es la de afrontamiento a la negación e indefensión con el locus de control externos de azar (r = 0.28; p 0.06) y locus de control externo de otros poderosos (r = 0.28; p 0.05), de tal forma que podemos establecer una relación por medio de la cual, en estos pacientes en la medida en que se aumenta la externalidad hacia el azar y otros poderosos, manifiestan sentirse mas indefensos ante lo que sucede y comienzan a negar más lo que padecen, este hallazgo coincide con investigaciones de Brannon, L. y Feist, J., 20016, que sostienen que la vulnerabilidad de la situación de dolor aumenta en la medida en que encontramos locus de control relacionados con la externalidad hacia el azar y hacia otros poderosos.

En nuestra investigación encontramos correlaciones negativas (inversas) entre la emisión de conductas adictivas y tres dimensiones del apoyo social: el apoyo social total (r = -0.34; p < 0.05), el apoyo social de familia (r = -0.31; p < 0.05) y las opiniones acerca del apoyo social ( r = -0.35; p < 0.05) lo cual parece evidenciar que los pacientes al percibir más apoyo social desarrollan menos conductas adictivas ante el dolor, coincidiendo este hallazgo con las conclusiones de los trabajos que sobre apoyo social y enfermedad crónica ha realizado Roales Nieto, J. 1999, (citado por Buendía, J.)7. Estos resultados confirman que el apoyo social se comporta como un factor protector ante las conductas adictivas y evasivas en los pacientes con dolor crónico bucofacial que integran nuestra población.

CONCLUSIONES
  1. Las distintas estrategias de afrontamiento que el individuo despliega ante la situación de dolor crónico bucofacial, pueden funcionar como medidas paliativas y por lo tanto demuestran su eficacia lo que permite su recomendación a otros pacientes en el tratamiento de esta dolencia.


  2. Los sujetos con locus de control interno correlacionan positivamente con las conductas de afrontamiento emocional funcional y afrontamiento directo y reevaluación, de tal forma que la conducta de internalidad ayuda a desplegar estrategias de afrontamiento para solucionar el problema y calmar el dolor.


  3. El apoyo social se comportó como un factor protector ante las conductas evasivas adictivas en los pacientes con dolor crónico bucofacial. A medida que los pacientes perciben recibir más apoyo social, desarrollan menos conducta de afrontamiento adictivas frente al dolor crónico bucofacial. De esta manera, el apoyo social está relacionado positivamente al bienestar, ya que el individuo al estar integrado a una gran red social, vive en forma regular experiencias positivas.


  4. Las tres variables psicosociales estudiadas y aplicadas en nuestra investigación (afrontamiento, locus de control y apoyo social) nos permiten abordar el proceso salud-enfermedad en su complejidad, así como encontrar los aportes de la Psicología a la resolución de patologías odontológicas,como es el caso del dolor crónico bucofacial.
RECOMENDACIONES
Sugerimos incorporar en los programas de formación del odontólogo, tanto en pregrado como en postgrado, el estudio de estas tres variables psicosociales (afrontamiento, locus de control y apoyo social) que permitan optimizar el tratamiento y la aplicación de planes de prevención en los pacientes odontológicos,en una intervención integral en el proceso salud-enfermedad.
  1. Sugerimos crear el Centro de Atención del Dolor bucofacial, en la Facultad de Odontología, integrado por un equipo multidisciplinario (atención integral) con especialistas en el área de Psicología.

  2. Programar la aplicación a pacientes con dolor bucofacial de técnicas psicológicas tales como:
    • biofeedback.

    • Entrenamiento de relajación.

    • Estrategias de meditación.

    • Técnicas en respiración diafragmática.

    • Entrenamiento autogénico.

    • Visualización de una guía imaginaria.

    • Hypnosis.

  3. Dado el grado de desarrollo de la Psicología Odontológica en la Facultad de Odontología y de la Psicología de la Salud en la Escuela de Psicología, sugerimos la integración tanto de proyectos de investigación, como en áreas curriculares que aborden el tema del dolor crónico y particularmente del dolor crónico bucofacial.
BIBLIOGRAFIA
  1. Agras, W. And others. (1975) ." Behavior Terapy and Health, Care: Pronciples and Aplications. New York, Pergamosn Press.


  2. Argyle, M. (1992) Benefists produced by supportive social relationship. Veiel y U. Baumann (eds). Pgs. 13-32 N.Y.. Hemisphere.


  3. Austin, D. G. (1997). Consideraciones especiales en dolor orofacial y dolor de cabeza. Clínica del dolor de cabeza de la Universidad de Ohio, Columbus, USA. Dent Clin North Am; 41(2): 325-339.


  4. Bandura, A. (1989). Human agency en social cognitive theory. , American Psychologist 37, 122-147.


  5. Birk, L. (1973). "Biofeedback" Behavior Medicine, New York. Edit. Grune Stretton.


  6. Blanco, A. y Botella, J. (1997) La enseñanza de la Psicología en España a la luz de los nuevos planes de estudio. Papeles del Psicólogo. Revista del Colegio oficial de Psicólogos. Epoca 3 No. 67. pp 29-47.


  7. Brannon, L. y Feis, J. Psicología de la Salud. (2001) Ed. Paraninfo. Madrid España. Cap. 8.


  8. Buendía. J. (1999) Psicología Clínica. Ed. Pirámide, S.A. Madrid, España. Cap 7 y 12.


  9. Burton, H. J. Kline, S. Hargadon R. Ong, M. y Cooper, B. (1998) La calidad de vida de pacientes con dolor crónico mejora con el incremento del control de vida. Pain Clinic. 11(1) 33-42


  10. Carver, Ch.; Scheir, M.; Weintraub, J.: (1989). "Assessing coping strategies: a theoretically based approach". Journal of Personality and Social Psychology, 56 (2). 267-283.


  11. Chesney, M. y Darbes, l. (1998). Social support and heart disease in women: implications for intervention.. Gomer, M. Chesney y N.K Wenger (eds) pgs 165-182.


  12. Cohen, M. y Ashby W. (1985). Social support, stress, and the buffering hypothesis: A theoretical analysis. In A Baum, J. Singer y S. Taylor (Eds.), Handbook of Psychology and Health.


  13. Dunn, S.; Putallaz, M.; Sheppard, B.; Lindstron, R.: (1987) Social Support and ajustment in gifted adolescents. Journal of Educational Psychology. 79 (4), 467-473.


  14. Fernández Parra, A. y Gil Roales, J. (1994) " Odontología Conductual" Ediciones Martínez Roca, Barcelona, España.


  15. Finkeistein, H. and Nadler, L. (2000). Behavioral Therapy for the Manegement of Chonic Pain. Medical Director of Pain Care of Long Island. Member of the American Society of Anestesia, the American Pain Society, and the American Academy of Pain. Madicine. WebMD . USA.


  16. Goosens-Marielle, E, Vlaeyen, J.; Rutten van Molken M. Van der L. M. P. J. (1999). Utilidades del paciente en el dolor crónico musculoesqueletal: Cuan útil es el método estandar del juego (gamble method).Pain 80(1-2), 365-375.


  17. Grau, J. (1995). "La Psicología de la Salud a las puertas del siglo XXI" Conferencia Ignaural de la 1ra Reunión de ALAPSA Guadalajara, Mexico.


  18. Guarino, L. (1997) Factores Personales y Ambientales Asociados al Estrés en Estudiantes Universitarios. Trabajo de Ascenso para optar a la categoría de Agregado USB.


  19. Gurin, P. Gurin G., Lao, R.C. y Beattie, N. (1969) Internal-external control in the motivational dynamics of Negro Youth. Journal of Social Inssue, (25): 29-53.


  20. Haythornthwaite, J. Menefee, L. Heinberg, L. and Clark, M. (1997) Pain coping strategies predict perceived control over pain. Pain. No. 77; pp 33-39


  21. Ibañez, E. (1990). " Psicología de la Salud y Estilos de vida". Valencia, España. Edit Promolibro.


  22. Jünger, E. (1995) Sobre el Dolor "Editorial Tusquets" Barcelona. España


  23. Kaplan AS, Buchbinder D. (1992). Arthritis. In: Kaplan AS, Assael LA, editors. Temporomandibular disorders: Diagnosis and treatment. Philadelphia: WB Saunders Co.; pp. 165-189.


  24. Lazarus, R. (1991). Emotion and Adaptation. Oxford University Press.


  25. Lazarus, R. (1993). From Psychological Stress to the Emotions: A History of Changing Outlooks. Annual Review of Psychology 44: 1-21.


  26. Lazarus, R. y S. Folkman (1986). Estrés y Procesos Cognitivos. España: Ediciones Martínez Roca.


  27. Levenson, H. (1973). Multidimensional locus of control in psychiatric patients. Journal of Consulting and Clinical Psychology. 41(3): 397-404.


  28. Lin, C. (1998). Comparison of the effects of perceived self-efficacy on coping with chronic cancer pain and coping with chronic low back pain. Clinical Journal Pain 14(4): 303-310.


  29. Matarazzo, J. D. (1980) Bahavioral health´s chanllenge to academic, scientific, and profesional psychology, en American Psychologist, 37, 1-4


  30. McCracken, L.M., Faber SD., Janeck ,A.S. (1998) Pain-related anxiety predicts non-specific physical complaints in persons with chronic pain. PMID; 36(6):621-30.


  31. Morley, S.; Eccleston, C. y Willians, A. (1999) Systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials of cognitive behavior therapy and behavior therapy for chronic pain in adults, excluding headache.Pain. Pain No. 80 p 1-13.


  32. Ocaña, E. (1996) Dolor y Nihilismo Médico. "Archipiélago. Cuadernos de Crítica de la Cultura 25, 83-87. Barcelona. España


  33. Peñaranda, P. M, (1987) "Notas sobre la Psicología Odontológica o la Interdisciplinaridad entre la Psicología y la Odontología" Acta Odontológica Venezolana. Año XXV, No. 2 pp 371 - 374.


  34. Peñaranda, P. M, (1988) " Dentición y Depresión" Acta Odontológica Venezolana Vol. 26, enero-agosto, 1 y 2 pp 78-80


  35. Peñaranda, P. M, (1989) "El Paciente Difícil en Odontología, Elaboración de un Modelo de Atributos Personales para Identificarlo" Acta Odontológica Venezolana. Vol. 27, No 2 y 3, pp 46-54.


  36. Peñaranda, P. M, (1990) "Importancia de la Psicología en la Odontología" Acta Odontológica Venezolana, Vol. 28: pp 39-48


  37. Peñaranda, P. M, (2000) " Psicología Odontoógica". Ediciones de la Biblioteca Central (EBUC). Universidad Central de Venezuela.


  38. Penzo, W. (1989). " El dolor crónico. Aspectos Psicológicos." Edit. Martinez Roca. Barcelona.


  39. Ramírez, C. ; López, A.E. ; Esteve, R. y Anarte, M.T. (1997). "Influencias de las variables sexo, edad y nivel socioeconómico y cultural en el patrón comportamental Tipo C". I Congreso Nacional de la S.E.I.D.I. Madrid. Publicada en el libro M.P.Sánchez y M.A. Quiroga (1998). Perspectivas actuales en la investigación de las diferencias individuales. Editorial Centro de Estudios Ramón Areces, Madrid, España.


  40. Ramírez, C.; López, A.E. y Anarte, M.T. (1999)"Influencia de las variables sexo y edad en el dolor crónico y estrategias de afrontamiento". IV Jornadas de la SEIDI, Valencia.


  41. Ramírez, C.; Valdivia, Y.; Anarte, M.T. y Masedo, A.I. (2000) Diferencias individuales en las evaluaciones cognitivas de pacientes con dolor crónico. V Jornadas Nacionales de la SEIDI, Barcelona.


  42. Reeve, J. (1994). Estrés, afrontamiento y Salud. Motivación y Emoción. Ed. Mc GrawHill. Madrid, España.


  43. Ribes, E. (1990) Psicología y Salud. Un Análisis Conceptual. Barcelona Editorial Martinez Roca.


  44. Romero García, O. y Pérez de Maldonado, I. (1985). Escala Levenson de Locus de Control: Análisis Factorial en Venezuela. Publicación del Laboratorio de Psicología, Facultad de Medicina, Universidad de Los Andes, Venezuela.


  45. Rotter, J. (1966). Generalized expectancies for internal control versus external control of reinforcement.. Psychological Monograph, 80.(Whole No. 609)


  46. Rotter, J. (1971). External control and internal control. Psychology Today. June: 37-42.


  47. Santacreu, J. (1991) Psicología Clínica y Psicología de la Salud: Marcos Teórocos y Modernos. En Revista Psicología de la Salud/Journal of Health Psychology. 3, 3-20


  48. Schachter, S. (1959) The psychology of affiliation. Stanford Univ. Press.


  49. Schwartz S. M.; Gramling S. E. (1997 Jul) Cognitive factors associated with facial pain. Behavioral Medicine Program, Ann Arbor 48108, USA. Journal Pubmed Cit; 15(3):261-266.


  50. Seligman M. (1975) Helplessness: On depression, develoment and death. San Francisco. W H. Freeman.


  51. Thoits, H. (1986). Social Support as coping assistance. Journal of Consulting and Clinical Psychology 54(4): 416-423.


  52. Turk, D. Y Kerns, R. (1985). Health, illness, and families: a life-perspectives. New York: Wiley Intersciencce.


  53. Weiner, B. (1986). An attributional theory of motivation and emotion. New York, NY: Springer-Velarg.


  54. Weiner, B. (1995) Judgment of responsibility: A foundation for a theory of social conduct. New York, NY: Guilfort Press.


  55. Wills, T. A.(1998) Social support. En E. A. Blechman y K.D. Brownell (eds). Behavioral medicine and women. A comprehensive handbook (pags. 118-128). N.Y.: Guilford Press.

<< PAGINA ANTERIOR



HOME > EDICIONES > VOLUMEN 41 Nº 3 / 2003 > Ir al principio
Artículo No. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20

UNIVERSIDAD CENTRAL DE VENEZUELA - FACULTAD DE ODONTOLOGÍA
Fundación Acta Odontológica Venezolana - RIF: J-30675328-1 - ISSN: 0001-6365
Av. Los Ilustres, Ciudad Universitaria, Edif. Facultad de Odontología, Los Chaguaramos.
Telef.: (+58-212)605.3814 - Código Postal 1051 - E-mail: fundacta@actaodontologica.com
Caracas - Venezuela